Revolvo (PRC) sigue en el gobierno pero sin mayoría absoluta

El regionalista logró la Alcaldía gracias a sus cinco concejales, más los de IPdL, IU y los tres del PSOE, quienes se negaron a entrar en el Gobierno local

RAFAEL SÁNCHEZLAREDO
A pesar de los pactos, Fernández Revolvo gobernará en minoría. / R. S./
A pesar de los pactos, Fernández Revolvo gobernará en minoría. / R. S.

El regionalista Santos Fernández Revolvo fue reelegido ayer como alcalde de Laredo al lograr el apoyo de diez de los 17 concejales que conforman la nueva Corporación municipal. Por su parte, el candidato del PP, Ángel Vega, que encabezó la lista más votada, sólo obtuvo los siete votos de sus compañeros de filas.

A pesar de los apoyos logrados, Fernández Revolvo gobernará en minoría en su segundo mandato consecutivo, ya que los tres ediles del PSOE tan sólo se limitaron a cumplir con el pacto regional para la investidura y se negaron a a llegar a ningún tipo de acuerdo para formar parte del equipo de gobierno local.

Revolvo tendrá que gobernar de nuevo con un tripartito, pero sin mayoría, ya que a sus cinco concejales sumará el apoyo del edil de IPdL, Alejandro Liz (ex concejal del PP) y el de Juan Carlos Vada (IU), quien ya gobernó con el PRC la última legislatura.

La única exigencia previa de los socialistas para apoyar a Fernández Revolvo en su reelección, fue la de que éste último renunciara a contratar como «personal de confianza» a la anterior candidata del PSOE y ex primera teniente de alcalde, Ana Isabel Pascua, como manifestó el regionalista en un mitin.

La sesión transcurrió con absoluta normalidad en las dependencias de la Alcaldía, donde se dieron cita numerosas personas. Dado que, el nuevo Ayuntamiento, situado en el Palacio Carasa, entrará en funcionamiento próximamente, el de ayer habrá sido el último acto de investidura de un alcalde pejino en este edificio.

Cabe señalar que la fórmula más utilizada fue la de los ediles que juraron su cargo (diez) frente a los que eligieron prometer el mismo (siete).

La mesa de edad se constituyó, en primera instancia, con el alcalde, Santos Fernández, como el concejal de mayor edad, y Alejandro Liz (IPdL), el más joven. Al ser candidato el primero de ellos, cedió su lugar al concejal del PP Andrés Jiménez, quien ha sido el primer ciudadano de etnia gitana en entregar el bastón de mando en Laredo a un alcalde.

En su primera intervención, Santos Fernández prometió «gobernar para todos», sin ningún tipo de discriminación. Con posterioridad al pleno manifestó su deseo de que la revisión del PGOU se pueda llevar adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos