Los que no cursen 'Educación para la Ciudadania' no tendrán título académico

De la Vega dice que «no hay ningún pulso con la Iglesia» por la alternativa a la asignatura de Religión

M. L.COLPISA. MADRID
La ministra Fernández de la Vega, durante su comparecencia. / EFE/
La ministra Fernández de la Vega, durante su comparecencia. / EFE

Los alumnos que no cursen y superen la asignatura de Educación para la Ciudadanía no podrán obtener su correspondiente titulación académica. Así lo hacía notar la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que 'movía ficha' ayer y contestaba al desafío del Episcopado. Lo hacía un día después de que la Conferencia Episcopal Española (CEE) recrudeciera su ofensiva contra la alternativa a la clase de Religión e instará a padres y profesores a combatir la nueva asignatura por «todos los medio legítimos».

La número dos del Ejecutivo aseguró que en materia educativa no se libra ningún pulso entre la Administración y la cúpula eclesiástica. «No hay pulso con la Iglesia», dijo Fernández de la Vega tras la reunión del Consejo de Ministros del viernes. «En un Estado de Derecho la Ley es exactamente igual para todos; nadie puede vulnerarla, incumplirla ni objetarla», planteó.

«La Iglesia -dijo Fernández de la Vega - nos merece todo el respeto. Hay millones de fieles católicos en todo el país, pero hay que decir con toda claridad que esta asignatura no se concibe para enfrentarla a la de Religión».

Fernández de la Vega dijo que la nueva asignatura es como cualquier otra en los programas educativos y en lo que concierne a las calificaciones. «No puede haber un título sin Educación para la Ciudadanía, como no lo puede haber sin Matemáticas o sin Física», aseguró. Recordó cómo la LOE (Ley Orgánica de Educación) nació del consenso. «Esta es una Ley para la que todos se han puesto de acuerdo -padres y profesores- y todos coincidieron en que debía haber una asignatura que hable de los valores fundamentales de la sociedad».

Una LOE que, a juicio del Gobierno, «tiene un programa impecable como el que tienen la mayoría de los países de Europa, y que persiguen que en el futuro tengamos una convivencia pacífica».

El PP pide la supresión

Un día antes el Grupo Popular presentaba ante la Mesa del Congreso una Moción planteando «la necesidad de suprimir la asignatura de Educación para la Ciudadanía». El grupo del que es portavoz Eduardo Zaplana reclama la retirada «del contenido de los Reales Decretos por los que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria y las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria».

Propone el PP que los centros educativos «en uso de su autonomía organizativa y pedagógica, organicen actividades de fortalecimiento de la formación cívica, en colaboración con las familias, con arreglo a las recomendaciones del Consejo de Europa».

Reclama además iniciar un proceso de diálogo para que al amparo del artículo 27.3 de la Constitución «el Ministerio de Educación y Ciencia y la Administraciones Educativas adopten las medidas pertinentes para garantizar los derechos que asisten a los padres a que sus hijos reciban la formación en el ámbito de la moral que esté de acuerdo con sus convicciones».