La expulsión de Tati y la lesión de Laura, claves del partido

REDACCIÓNSANTANDER

El Reocín-Racing pago la inexperiencia en fases de ascenso ante un rival que, sin embargo, ya ha disputado tres fases de ascenso.

De todas formas las cántabras dejaron un buen sabor de boca en tierras catalanas y en el futuro, con mayor experiencia, podrán optar a conseguir el sueño que este año se les escapó.

Las de Puente San Miguel plantaron cara en todo momento a su rival catalán, pero una inoportuna lesión de su delantera, Lucía, máxima goleadora de la categoría, impidió que al cuadro de Miguel García contrarrestar el peligro que creaban las catalanas. Además las representantes de Cantabria se encontraron con el hándicap de la expulsión de Tati, en el minuto cuarenta al ser la última jugadora en el área propia cuando derribó a una adversaria. Con esta serie de circunstancias en contra era muy difícil que las cántabras pudiesen conseguir su objetivo, que no era otro que anotar tres goles y no encajar ninguno. No obstante, las de Puente San Miguel, realizaron un buen fútbol y no dieron ningún tipo de facilidades a sus oponentes. De todas formas la temporada cabría resaltarla como excelente, ya que, pese a no ascender, se han mostrado como un equipo muy competitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos