BAÑOS DE OLA La Primera Playa, epicentro de la fiesta

ALBA MAÑANESSANTANDER
Miriñaque Teatro representó una obra sobre la olimpiadas de 1924. / ROBERTO RUIZ/
Miriñaque Teatro representó una obra sobre la olimpiadas de 1924. / ROBERTO RUIZ

El Sardinero acoge hasta el próximo viernes una nueva edición de la fiesta Baños de Ola. A la inauguración, en la tarde de ayer, no faltó el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna que, acompañado por la concejal de Turismo y Protocolo, Gema Igual, recorrió las casetas de la terraza de la Primera Playa, centro de toda la actividad.

De la Serna recordó que los bañistas que llegaron a la ciudad para tomar los baños en el siglo XIX, fueron los primeros turistas de Santander. También se refirió a los veraneos de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia y la importancia que tuvo para la ciudad la estancia de los monarcas y su corte.

El alcalde señaló que el Ayuntamiento ha invertido más de 100.000 euros en la fiesta, en la que habrá numerosas actividades hasta el viernes, 20 de julio. Ayer, mientras las autoridades recorrían las casetas, la compañía Miriñaque Teatro amenizó la tarde con la representación 'Citius, altius, fortius. Olimpiadas 1924'.

Libro y exposición

Las dos visitas de la Reina Isabel II a Santander en los años 1861 y 1876 y el origen de los baños de ola en la ciudad son objeto del libro 'Isabel II y los inicios de Santander como ciudad de veraneo' y la exposición que se muestra en el Casino, décima de estas características, que complementa las actividades de los baños de ola. El libro fue presentado ayer y es obra de Mario Crespo, con soporte gráfico en base a grabados y documentos, la mayoría de ellos cedidos por Pedro Casado Cimiano. La exposición sobre las estancias de Isabel II en Cantabria ha sido organizada por Lola Sainz.

Textos de la época

El libro ha sido elaborado a partir de la recuperación de textos de la época, recortes de periódico y literatura efímera, además de material del Archivo Municipal de Santander, del Archivo Histórico de Cantabria y de la Biblioteca Municipal de Santander. «Su labor es divulgativa», explicó Crespo que también insistió en que «lo más importante de la fiesta Baños de Ola es su divulgación histórica y cultural».

Para Lola Sainz la parte didáctica y cultural de la exposición, que permanecerá abierta hasta finales de este mes en la sala de exposiciones del Casino, «retoma los inicios de la historia de los baños de ola y, sobre todo, la importancia de Santander a partir de 1847 como promotora del turismo de playa».

La concejal Gema Igual subrayó que las visitas de Isabel II a la capital de Cantabria «marcaron el comienzo del verano de masas en Santander».

Fotos

Vídeos