Martínez se queda a un paso del décimo

El palista cántabro, que formó pareja con el leonés Julián Becerro, acabó segundo Cerca de mil deportistas tomaron la salida de la prueba, seguida por 300.000 personas

EFERIBADESELLA
Casi mil palistas se dieron cita en la localidad asturiana para tomar parte en la prueba. / EFE/
Casi mil palistas se dieron cita en la localidad asturiana para tomar parte en la prueba. / EFE

La K-2 formada el cántabro Julio Martínez y el leonés José Julián Becerro tuvo que conformarse ayer con la segunda plaza en la edición número 71 del Descenso Internacional del Sella, que terminó con el triunfo de los palentinos Jorge Alonso y Santi Guerrero. Martínez, nueve veces campeón de la prueba, no pudo sumar la décima victoria a su abultado palmarés.

Ambas embarcaciones se mantuvieron a lo largo de los 20 kilómetros de recorrido en las primeras posiciones, seguidas por la de Eduardo González y Miguel Fernández Castañón, que entraron en tercera posición.

El asturiano Manuel Busto y el vasco Oier Aizpirúa, tricampeones del mundo de maratón que partían entre los favoritos, e Iván Alonso y Alberto Corominas, entraron en cuarto y quinto lugar.

Tras una salida apretada, a los diez minutos ya se habían abierto brecha las K-2 de Alonso y Guerrero y la del Martínez y Becerro, seguidos de cerca por Iván Alonso y Alberto Corominas.

La pareja de palentinos se mantuvo prácticamente durante toda la prueba en cabeza de carrera, alternándose con los segundos clasificados y, a partir del Pico de la Viella, seguidos ya a varios metros de distancia, por Iván Alonso y Alberto Corominas.

Sprint final

A medio kilómetro para la meta, situada bajo el puente de Ribadesella, Alonso y Guerrero sacaban una piragua de ventaja a los ganadores de la pasada edición del Sella, que no lograron finalmente imponerse en el sprint final, una hora y diez minutos después de iniciarse la prueba.

En el descenso, que este año estuvo dedicado a la Expo Zaragoza 2008, participaron 913 palistas de 20 países en 641 embarcaciones. La prueba, a la que se dio salida tras la lectura del pregón a cargo de la alpinista asturiana Rosa Fernández, fue seguida por unas 300.000 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos