CARASA - La gata negra anunció buena cosecha para el nuevo año

MAMEN GARCÍACARASA
Un momento del pregón de las animadas fiestas de Carasa. / M. GARCÍA/
Un momento del pregón de las animadas fiestas de Carasa. / M. GARCÍA

La Gata Negra de Carasa, fiesta declarada de Interés Turístico Regional, cumplió el jueves, su 530 aniversario. Este ritual, que se viene celebrando cada año el día de San Roque, de origen carnavalesco, sirve para invocar la fertilidad de las mieses y la abundancia de las cosechas. La tradición dice que se debe observar la huida del animal. Si se dirige hacia el Monte Erial (Pico Velasco) es señal de malos augurios. En cambio, si se dirige a la mies, es presagio de fertilidad, buena noticia para este año, ya que fue este último el camino que tomó la gata cuando fue soltada tras la lectura de coplas que repasan lo sucedido en el pueblo durante el año.

En lo alto del templete de la plaza, la trovadora Nines, acompañada de Marcelino, encargado de soltar cada año la gata negra, comenzó a leer las confesiones que el felino le había hecho sobre los sucesos acaecidos, desde el Barrio de Rioseco al de Ampudia. Las elecciones municipales y el cambio de alcalde a alcaldesa en Carasa, fue uno de los temas de las coplas, así como la creciente construcción en algunas zonas.

La lluvia no consiguió deslucir el acto central de estas fiestas de Carasa, al que acudió gran cantidad de vecinos y visitantes. El carro que transportaba a la trovadora, tirado por un burro, engalanado y cubierto de flores fue seguido desde su salida en el Barrio de Rioseco por gran cantidad de niños disfrazados y precedido por unos piteros que anunciaban la llegada de la gata a la plaza, donde esperaban ansiosos los vecinos por conocer las confesiones que este año había realizado el animal. No faltaron alusiones, durante los versos, al deseo de la asociación ecologista ARCA por impedir la celebración de la fiesta, asegurando la trovadora, que la gata seguía terapia desde aquello.

Tras la buena noticia de que el animal fue a las mieses, la fiesta continuó con la romería, actuación del grupo de baile Chamán, chocolate con churros y verbena. La gata comienza ya, a recopilar datos para el año que viene, de nuevo el día de San Roque, contar a los vecinos las principales andanzas de este pueblo, que acudirá, como no, a escucharla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos