El cineasta cántabro Rodolfo Montero asegura que existe una censura «descubierta y descarada»

«Convencer al ciudadano de que no se deje embaucar es luchar contra esa presión»

REDACCIÓNLAREDO
De izquierda a derecha, Montero, Cisquella y Telechea. / DM/
De izquierda a derecha, Montero, Cisquella y Telechea. / DM

El cineasta Rodolfo Montero señaló ayer que la censura sigue sobreviviendo dentro del ámbito cinematográfico de forma «descubierta y descarada». El socio de la productora 'Creación Films' recordó que se ganó una bronca importante en el Festival de San Sebastián con el buen amigo Elías Querejeta, porque dijo en una tertulia que ahora hay una censura más brutal que la franquista». Montero dijo que el monopolio de los medios y de las grandes estructuras económicas se encuentran detrás de las nuevas formas de presión, ya que «sólo pretenden producir ellas, distribuir ellas y comercializar o exhibir ellas». Un motivo por el que, en la actualidad, «ser independiente en nuestro sector es muy bestia y cuesta mucho sobrevivir», señaló.

El cineasta afirmó que existen formas de luchar contra esas presiones, «convenciendo a los ciudadanos de que no se dejen embaucar por lo que parece libre y no lo es», señaló como ejemplo.

Por su parte, la directora del informativo 'La 2 Noticias', Georgina Cisquella, habló de los cambios sufridos por la profesión periodística desde dos puntos de vista: el cambio ideológico y la evolución tecnológica. Dos aspectos que han marcado los últimos treinta años de trabajo de los profesionales de los medios de comunicación, y que ella ha vivido en primera persona.

Otros tiempos

«Cuando yo entré en TVE en el año 1975 aún se trabajaba con máquinas de escribir, los presentadores leían las noticias del papel, no existían los ordenadores ni el vídeo y se grababa en cine», recordó Cisquella. Un panorama opuesto al actual, marcado por las innovaciones tecnológicas y la capacidad de los profesionales a adaptarse a ellas. La ponente dijo que hay factores que siguen inalterables en la profesión periodística, como «el interés por el mundo que te rodea». Aseguró que en los últimos años del franquismo y la Transición se vivió con emoción la posibilidad de ver qué podían hacer los periodistas por este país, y ahora el reto es, para los que son un poco mayores, no perder el tren y apuntarse a las nuevas tecnologías». Cisquella también se refirió a los puntos comunes y divergentes del periodismo y el cine, un campo en el que ella ha trabajado como guionista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos