Los activistas sienten «vergüenza» de la reacción del Gobierno por «traicionar» al pueblo saharaui y al español

El Ejecutivo da por buenas las explicaciones de Marruecos y asume que los españoles no fueron agredidos por policías marroquíes

EFESANTA CRUZ DE TENERIFE

Los activistas que se manifestaron en El Aaiún a favor de la autodeterminación del Sahara y que fueron agredidos y detenidos han denunciado el comportamiento "vergonzoso" del Gobierno, que no sólo ha traicionado al pueblo saharaui, sino también al pueblo español, cuyos ciudadanos respaldan en su gran mayoría la causa saharaui.

El Gobierno español, que ha instado a sus ciudadanos a respetar la legislación vigente en el Sahara, ha dado por buenas las explicaciones del marroquí, que niega que fueran policías quienes agredieron a once de los activistas que desplegaron banderas saharauis y pancartas en una calle de la capital.

Los activistas han retado al Ejecutivo a que si quiere reconocer la legitimidad de la ocupación marroquí en el Sáhara, "que lo diga", porque la única legalidad en el Sáhara es la legislación internacional y el respeto a los derechos humanos. "No tenemos ninguna esperanza en el Gobierno español, confiamos en los ciudadanos libres, en la prensa libre y en que la presión internacional logre cambiar el rumbo del Sahara junto con la presión de los saharauis", han explicado los activistas en rueda de prensa.

"Juegos políticos"

También han pedido al Gobierno que ejerza "un acto de valentía" e inicie una investigación para esclarecer los hechos, al tiempo que han presentado ante la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife una denuncia contra sus agresores. En la comparecencia, tres de los activistas e integrantes de 'SaharAcciones', Sonia Díaz, Yauci Marrero y Silvia Mesa, han explicado que el Ejecutivo "debe asumir la responsabilidad que le toca" e investigar las lesiones que sufrieron por parte de la Policía marroquí; sin embargo, han hecho hincapié en que no tienen "ninguna esperanza" y tan sólo confían en que la presión internacional de los ciudadanos "logre cambiar la situación del Sáhara".

Sonia Díaz ha señalado que nadie con sentido común duda de que fueron agredidos por la Policía marroquí vestida de paisano ni de la represión sobre los saharauis, ni siquiera José Luis Rodríguez Zapatero, "otra cosa son los juegos políticos". Si una manifestación pacífica de once personas es un delito, "exigimos que se nos aplique la legislación", ha denunciado. Y ha subrayado que la aplicación de la legalidad en el Sáhara supondría el cese de los encarcelamientos, arrestos y torturas, la realización de juicios justos, el cese de la expoliación de los recursos y la libertad de expresión y de manifestación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos