Un ataúd con un cadáver entre los aficionados de un partido

Los hinchas observaron con asombro cómo los seguidores del Cúcuta Deportivo burlaban los controles policiales y metían el féretro

EFEBOGOTÁ

La Policía de la ciudad colombiana de Cúcuta ha reconocido que fue sorprendida con la entrada al estadio General Santander del cadáver de un menor de edad en un ataúd hecho por un grupo de aficionados en los últimos minutos del partido de la Liga profesional entre el Cúcuta Deportivo y el Envigado.

Los hinchas que estaban en los graderíos observaron con asombro cómo los seguidores de la barra del 'Indio' burlaron todos los controles policiales y lograron entrar el féretro con el cuerpo de Cristopher Alexander Jácome Sanguino, de 17 años, quien fue asesinado a tiros el sábado anterior mientras jugaba un partido de fútbol. El menor asesinado era ferviente seguidor del Cúcuta Deportivo. "Fue una situación verdaderamente insólita y sorprendente, que nos ha llevado a reunirnos para analizar cómo debemos controlar este tipo de actividades que no teníamos previstas", ha dicho, el jefe de la Policía Metropolitana de Cúcuta, Coronel Álvaro Pico.

El oficial ha dicho que los militantes de esta barra brava tienen prohibido su ingreso en el estadio por los hechos violentos que ya han provocado. Además, ha añadido que la Policía ha establecido que en el estadio de Cúcuta, ciudad del norte colombiano, "solo entran mayores de edad, sin ningún tipo de trompetas, o palos y muchos menos armas".