El fiscal pide 15 años para el etarra que atentó contra la sede de El Correo

El Ministerio Público basa su acusación en la declaración policial en la que se autoinculpó el terrorista

MATEO BALINMADRID

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha mantenido hoy su petición de condena de 15 años de prisión para el etarra Ibai Beobide, acusado de atentar con una bomba contra la nave donde se editaba el periódico El Correo, a las afueras de Bilbao.

La fiscal considera que la declaración policial de Beobide, en la que se atribuyó los hechos, es prueba suficiente para condenarle por un delito de estragos terroristas. La representante del Ministerio Público ha reconocido que no se habían hallado huellas ni pruebas de ADN en el lugar de los hechos. Asimismo, la defensa del etarra ha pedido el libre sobreseimiento de su cliente al entender que no hay pruebas para condenarlo y que la confesión la realizó bajo coacción. Sin embargo, estos hechos ya fueron investigados por un tribunal y los acabó desestimando.

La bomba que afectó a la instalaciones del diario El Correo fue colocada el 8 de junio de 2008 a las 2 de la mañana en el patio trasero del edificio; una hora después se produjo la explosión, que causó daños en la infraestructura de la nave. En el momento de los hechos se encontraban trabajando en el interior del edificio medio centenar de trabajadores, sin que ninguno de ellos se viera afectado.