El BCE deja de aceptar bonos griegos como aval

La decisión de Standard & Poor's rebaja el 'rating' de la deuda helena al nivel de 'default' selectivo

FRANCFORT

El Banco Central Europeo (BCE) ha suspendido temporalmente la aceptabilidad de los bonos soberanos de Grecia y de los instrumentos de deuda respaldados por el Gobierno heleno como garantía en las operaciones de liquidez desarrolladas por la entidad presidida por Mario Draghi después de la decisión de Standard & Poor's de rebajar el 'rating' de la deuda griega al nivel de 'default' selectivo.

La decisión del BCE, que se produce en vísperas de una nueva macroinyección de liquidez a tres años, ha tenido en cuenta "el 'rating' de Grecia como resultado del lanzamiento de la oferta de participación del sector privado", que supondrá una merma en el valor de sus carteras de deuda griega. No obstante, el instituto emisor de la eurozona ha explicado que las entidades del Eurosistema afectadas por esta decisión podrán seguir cubriendo sus necesidades de liquidez a través de las líneas de liquidez de emergencia dispuestas a tal efecto por sus respectivos bancos centrales nacionales.

Asimismo, el BCE ha indicado que espera volver a aceptar bonos soberanos griegos o instrumentos de deuda respaldados por el Gobierno heleno a mediados de marzo cuando entre en vigor un programa que dé refuerzo de las garantías ofrecidas por Grecia.

Rebaja a la nota de la deuda griega

En la noche del lunes, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó la nota de la deuda soberana de Grecia hasta el nivel 'SD', conocido como 'default selectivo' a consecuencia de la imposición con carácter retroactivo de las denominadas Cláusulas de Acción Colectiva (CAC), un mecanismo bajo el cual los tenedores de deuda helena están obligados a participar en la quita acordado si así lo ha decidido la mayoría.

La medida a la que ha dado luz verde el Parlamento de Grecia modifica los términos originales de dicha deuda bajo "términos menos favorables" y afecta a la reestructuración prevista, según la agencia, que rebaja a 'SD' la nota del país y a 'D' -'default general'- la de los bonos afectados, explicó la calificadora de riesgos.

Si el canje de bonos, previsto por Standard & Poor's para el 12 de marzo, concluye con éxito, la agencia estudiará elevar la nota de la deuda helena hasta 'CCC', pero si finalmente no aceptan los suficientes tenedores de bonos el país podría enfrentarte a una suspensión de pagos por su incapacidad para financiarse.

Fotos

Vídeos