El organizador culpa al Ayuntamiento de la tragedia del Madrid Arena

El empresario Miguel Ángel Flores llega a los juzgados de la Plaza de Castilla. / Foto: Ballesteros (Efe) | Vídeo: Atlas/
El empresario Miguel Ángel Flores llega a los juzgados de la Plaza de Castilla. / Foto: Ballesteros (Efe) | Vídeo: Atlas

El juez deja en libertad a Miguel Ángel Flores, que deberá ir al Juzgado dos veces al mes

MATEO BALÍNMADRID

El juez ha dejado en libertad a Miguel Ángel Flores, el gerente de la empresa Diviertt que organizó la fiesta de Halloween en la que murieron cuatro jóvenes y otra resultó herida de gravedad, aunque con la obligación de personarse en el Juzgado dos veces al mes. Así lo ha asegurado Gerardo Viada, abogado de la familia de una de las fallecidas, Katia Esteban, en las puertas de los Juzgados de Plaza de Castilla después de que Flores haya declarado ante el juez durante más de tres horas.

En el transcurso de su declaración, Flores ha sostenido que la seguridad era competencia de la empresa Seguriber y de la Policía Municipal, que permitió un "botellón" en los alrededores del recinto, según ha dicho. El organizador de la macrofiesta del Madrid Arena ha acusado al Ayuntamiento de Madrid de estar detrás de la tragedia por las deficiencias técnicas de la instalación municipal y ha asegurado que vendió las entradas máximas para no superar el aforo, según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio.

En esta causa hay otros imputados, el responsable de la empresa de seguridad Seguriber, que controlaba el recinto anexo al Madrid Arena; el encargado de la empresa Kontrol 34, que se ocupaba de la seguridad del recinto donde se celebró el macrofestival; y el exconxejal del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, responsable de Madrid, Espacios y Congresos, la empresa pública que alquiló el recinto.