Seguidores del 15-M ponen en marcha el 'Partido X'

Vídeo de presentación del 'Partido X-Partido del Futuro'.  / Youtube/
Vídeo de presentación del 'Partido X-Partido del Futuro'. / Youtube

Bajo el lema 'Todos a sus puestos: Vamos a reiniciar el sistema', la nueva formación política tiene como objetivo "desalojar del poder a políticos y banqueros"

R. G.MADRID

Basados en una campaña en internet y bajo el más completo anonimato. Así se ha dado a conocer de forma oficial el 'Partido X-Partido del Futuro', una nueva formación política nacida al calor de movimientos como el 15-M y que, afirma, llega con voluntad de ganar las elecciones y "desalojar del poder a políticos y banqueros". Presidido por Greer Margaret Thurlow Sanders, el partido se inscribió en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior el pasado 17 de diciembre y hoy ha realizado su presentación oficial basada en una campaña en las redes sociales de mayor calado. Aunque su página web no funciona por el momento, la nueva formación se ha apoyado en un vídeo colgado en Youtube, así como de comentarios publicados en su perfil en Twitter o Facebook, donde avanzan su ideario.

Su programa electoral consta de una única frase, 'Democracia y punto', con el que pretenden "recuperar la soberanía por parte de la ciudadanía y aplicar un Plan Mínimo de Contingencia contra la Crisis". Su intención en canalizar las propuestas de la sociedad civil y construir su programa de forma colaborativa (incorporan por ejemplo propuestas de organizaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca).

Bajo el lema 'Todos a sus puestos: Vamos a reiniciar el sistema', el partido aboga por devolver el poder soberano a los ciudadanos y "resetear" el espacio político en "una operación de desalojo del hemiciclo". Así, el vídeo de presentación muestra un futuro hipotético en el que la formación habría ganado las elecciones e instaurado "una verdadera democracia con la que la gente pueda defender sus intereses", inspirado en experiencias de participación ciudadana en la gestión política registradas en países como Brasil o Islandia, país este último donde tienen alojado su servidor de internet.

Precisan que no son el partido del 15-M, sino "un método del futuro aplicado al presente" en el que no hay lugar para "diputados, ni señorías". "Hay que obligarlos a que sean empleados públicos al servicio del bien común", afirman. Y defienden que la nueva apuesta política "tiene razones, aptitud y propuestas para cambiar de rumbo la sociedad" pero "toca con un techo de cristal, el poder, que tiene intereses que no son los comunes".

Desde su presentación esta mañana, la iniciativa ha ido generando un encendido debate entre adeptos y detractores en las redes sociales y, a primera hora de la tarde, el partido se convertía en 'trending topic' (tema del momento) en Twitter. Los primeros aplauden lo que consideran una alternativa a tener en cuenta, mientras los segundos desconfían de un partido que pide trasparencia pero esconde su identidad. Una tercera vía duda incluso de la veracidad de la propuesta y apunta a una campaña de 'marketing' auspiciada por alguna marca comercial.

 

Fotos

Vídeos