Finlandia, un acicate para Francia

Del Bosque, durante la rueda de prensa del pasado viernes en la que ofreció la convocatoria. Sergio Barrenechea (Efe)/
Del Bosque, durante la rueda de prensa del pasado viernes en la que ofreció la convocatoria. Sergio Barrenechea (Efe)

España, que se concentra este martes, afronta una semana clave para asegurar el pase al Mundial contra una selección que se ha quedado sin Debuchy y tiene tocado a Ribéry

AMADOR GÓMEZMADRID

En la semana clave del año, la más trascendental desde la pasada Eurocopa, España se planteará el partido del viernes ante Finlandia (87 del mundo) en El Molinón como un banco de pruebas para el choque más decisivo de la fase de clasificación para el Mundial de 2014, cuatro días después contra Francia en Saint-Denis. Con una amplia lista de 24 internacionales, «una plantilla estable», según reconoce Vicente del Bosque, el seleccionador considera que el encuentro de Gijón debe servir de ensayo y acicate para la visita a París, donde está en juego el liderato de grupo que otorgará el billete directo a Brasil. «Me preocupa muchísimo Finlandia, para jugar bien, sumar tres puntos y prepararnos para Francia», apuntó este lunes Del Bosque, que el viernes superará a Kubala como el seleccionador nacional con más partidos (ya serán 69) pero solo apunta a objetivos colectivos. «Ese récord no me preocupa mucho. Lo que me preocupa de verdad es el enfrentamiento con Finlandia, al que hay que llegar en buenas condiciones, y después con Francia», insistió tras ser galardonado con el Trofeo Miguel Muñoz del 75º aniversario del diario Marca.

Mientras España pierde para la semana más importante de la temporada a los operados Puyol y Casillas y tiene entre algodones a Xavi, para quien el Barça ha reclamado descanso, aunque fue el propio centrocampista quien se ofreció a Del Bosque y se alistó, Francia también tiene tocado a Ribéry y ha sufrido otro contratiempo con la baja de última hora del lateral derecho Debuchy. Tampoco estarán contra España Reveillere ni Sagna, y Didier Deschamps ha tenido que llamar al defensa del Olympique de Marsella Fanni, que no era convocado desde agosto de 2010. Debuchy y Ribéry fueron titulares en el 1-1 del Calderón el pasado mes de octubre y para Deschamps la ausencia de su lateral derecho lesionado el domingo con el Newcastle trastoca sus planes para intentar frenar a Villa, Iniesta e incluso Pedro, si el tinerfeño cayese a la banda izquierda.

«Esperemos que todos los nuestros lleguen mañana en buen estado», apuntó Del Bosque la víspera de que los internacionales españoles queden concentrados este martes en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, antes de volar el jueves a Gijón, donde el viernes espera una selección finlandesa también mermada sin el sancionado mediapunta del Rubin Kazán Eremenko. Mixu Paatelainen, el seleccionador de un equipo que es colista de grupo (un empate y una derrota) mientras España y Francia están en cabeza empatados a siete puntos, está convencido de que Del Bosque reservará a futbolistas habituales en El Molinón, «pero juegue quien juegue serán grandísimos jugadores, porque España tiene una lista de nombres impresionantes». Entre las novedades destacan el polivalente Javi García (Manchester City), a quien Del Bosque ha preferido para mediocentro o central antes que a Javi Martínez, ya que no ve en forma al jugador del Bayern; la joven joya del Málaga, Isco; y otro internacional que también procede de la sub-21, De Gea, el único de los 24 convocados que aún no ha debutado con la absoluta. Dado que en el lista de Del Bosque solo figuran tres centrales (Piqué, Sergio Ramos y Albiol), la cita de Javi García, aunque sea una gran sorpresa, es comprensible.

Además de Fernando Torres y Javi Martínez, también se puede echar en falta en la delantera a Soldado -relegado a ser cuarto o tercer punta, tras Villa y Negredo- o en el medio campo al bético Beñat, pero Del Bosque se defiende: «En toda la lista es imposible acertar en todo. Tenemos una plantilla muy amplia, pero no podemos traer a todos». También Deschamp insiste en la necesidad de pensar, antes que en la campeona del mundo y de Europa, en el partido anterior ante Georgia, y está seguro de que el próximo martes «España tendrá el balón y obligará a Francia a defenderse». El técnico galo también subrayó que su equipo necesita a Benzema «en plena forma» y recomendó al delantero del Madrid que, ya que no tiene continuidad en su equipo, cuide su peso y no descuide su forma física.