Wert anuncia una implantación más lenta de la Lomce

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el Senado. / Foto: Efe | Vídeo: E. P./
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el Senado. / Foto: Efe | Vídeo: E. P.

Cataluña, País Vasco, Andalucía, Asturias y Canarias aseguran en el Senado que la reforma invade sus competencias

D. VALERAMADRID

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha anunciado que el calendario de implantación de la Lomce, previsto en dos años a partir del próximo curso, se ampliará. "Estamos dispuestos a entablar un planteamiento que podría incluir una revisión del calendario de aplicación que no afectaría a la entrada en vigor de la ley, pero que implicaría un escalonamiento algo distinto", ha afirmado Wert en su intervención en el Senado. De esta forma, el ministro trata de responder a las quejas de la mayoría de las comunidades autónomas, incluidas algunas del PP, sobre la dificultad para aplicar a tiempo la normativa. Y es que aunque la Lomce está en su fase final de tramitación aún deben aprobarse los diferentes reglamentos que desarrollan varios aspectos fundamentales de la normativa.

El plan original del Gobierno y que recoge la propia normativa es implantar la Lomce en el próximo año académico 2014-15 en los cursos impares y 2015-16 en los pares. Sin embargo, Wert ha admitido los problemas para cumplir con este calendario y se ha mostrado "sensible" a las reivindicaciones autonómicas en ese sentido. En cualquier caso ha dejado claro que este aplazamiento no incluye un retraso en la entrada en vigor de la normativa, sino una implantación más lenta, aunque no ha especificado cómo se formularía.

Wert ha realizado este anuncio en el debate con los consejeros autonómicos de Educación en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado, una conferencia donde se debate sobre si la reforma educativa invade las competencias de las comunidades. El ministro ha rechazado que la Lomce busque recentralizar la educación. Todos coincidimos en que las comunidades autónomas son las administraciones educativas, ha explicado. El ministro ha insistido en que "no existe ninguna intromisión" en las competencias de las comunidades.

Frente común

Unas declaraciones que no han convencido a Cataluña, Andalucía o País Vasco, que ya han anunciado que presentarán un recurso de inconstitucionalidad si la normativa se aprueba. A estas comunidades se han unido Asturias y Canarias -todas las no gobernadas por el PP- para hacer un frente común contra la nomativa. "Nuestra voluntad es defender hasta el final nuestro modelo lingüístico", ha asegurado la consejera de catalana Irene Rigau. "Representa una involución, situaría a Cataluña 32 años atrás, cuando tuvimos el traspaso por real decreto de las transferencias. Y además altera el modelo lingüístico, el catalán deja de ser troncal", ha explicado Rigau. También ha criticado el sistema curricular que otorga al Estado fijar el contenido del 100% de los contenidos de las asignaturas troncales (Matemáticas, Lengua, Historia, Geografía...). "Con este modelo ¿qué le queda a la comunidad?", se ha preguntado Rigau.

"Esta ley ha roto el consenso de los grupos parlamentarios, de la comunidad educativa y de las comunidades autónomas. Si no hay rectificación, nos veremos obligados a ir al Constitucional", ha explicado el consejero andaluz, Luciano Alonso. El responsable de la Junta ha recordado que la Lomce batió el récord de enmiendas a la totalidad y de protestas en la calle: "Si existe un consenso es el de los partidos oposición para derogar esta ley" .

Por su parte, la consejera vasca de Educación, Cristina Uriarte, ha hecho hincapié en la falta de consenso de una normativa que tiene "a toda la comunidad educativa en contra". Además, en su opinión la Lomce invade las competencias del País Vasco en materia educativa al regular el uso de la lengua o de los contenidos curriculares. "Esta ley no nos sirve para mejorar el sistema de educación de Euskadi", ha declarado.

Las comunidades autónomas del PP han defendido la reforma educativa como la mejor herramienta para mejorar los pobres resultados de los estudiantes españoles en las evaluaciones internacionales y reducir la tasa de abandono escolar temprano. Eso sí, todas han acogido con satisfacción la propuesta del ministro Wert de replantearse el calendario de aplicación de la Lomce.