Alternativa Española lleva ante la Fiscalía las «irregularidades» de Udalla

Alternativa Española lleva ante la Fiscalía las «irregularidades» de Udalla

La agrupación municipal también puso ayer en conocimiento la situación de la Junta Vecinal ante el Tribunal de Cuentas

IRENE BAJO AMPUERO.

La agrupación municipal Alternativa Española (AES) del Ayuntamiento de Ampuero ha puesto en conocimiento de la Fiscalía y del Tribunal de Cuentas la situación de la Junta Vecinal de Udalla, que se encuentra embargada por una deuda con el Gobierno de Cantabria y no ha presentado sus cuentas desde el año 2014.

La entidad local tampoco había celebrado juntas en esta legislatura a excepción de la del nombramiento de los miembros de la Junta Vecinal y otra en el mes de febrero en la que se acordó traspasar la gestión del agua al Ayuntamiento de Ampuero, una vez se hizo pública la deuda.

Éstas y otras cuestiones han sido el tema central de los debates públicos en Ampuero, donde AES ha pedido explicaciones sobre la situación de la Junta Vecinal. También se dirigió directamente al pedáneo, Pedro Cano, el pasado mes de febrero, solicitando que se dieran las explicaciones pertinentes. Una petición que fue atendida y contestada el pasado mes de marzo.

Rechazan la «ausencia de control político y administrativo» de la Junta Vecinal

En la mañana de ayer, el grupo presentó dos escritos -uno ante la Fiscalía y otro ante el Tribunal de Cuentas- en los que daba cuenta de estos hechos para que, si así lo estiman oportuno, las administraciones actúen de oficio y «reclamen las aclaraciones pertinentes con el fin de velar por el cumplimiento de la legalidad en la administración local», según indicó el concejal Salvador Sarabia.

Alternativa Española celebró recientemente una reunión con los miembros del partido para tratar el tema de la deuda y las presuntas irregularidades de la Junta Vecinal, en la que se decidió por la mayoría de sus miembros llevar este tema ante las administraciones.

Todo ello motivado por «el silencio de la agrupación socialista de Ampuero y el resto de los grupos políticos con representación municipal a lo largo de estos casi cuatro meses en que se hizo pública la situación financiera y política de la Junta Vecinal y la falta de adopción de medidas al respecto», dicen en sus escritos.

Canon de saneamiento

Además de la deuda del agua y la falta de fiscalización de las cuentas, AES informa también a las administraciones de que la Junta tampoco habría cobrado el canon de saneamiento a los vecinos, para su pago al Gobierno de Cantabria y pone en duda la gestión del patrimonio de Udalla y la «dejación de funciones» a la hora de prestar servicios, como la limpieza de los montes.

A juicio de AES, «no ha habido ningún control ni político, ni administrativo», y a su entender la situación es de una «irregularidad grave», señaló Sarabia.

Por lo que respecta al canon de saneamiento, el propio Sarabia afirmó recientemente que no se habría cobrado a los vecinos para su pago posterior al Ejecutivo cántabro y que la deuda «podría ser de dimensiones desconocidas». El alcalde de Ampuero, Patricio Martínez, confirmó que, si bien el agua si se ha cobrado a los vecinos, no así el canon de saneamiento, que debería pasarse junto con el recibo del agua.

El pasado mes de abril el Ayuntamiento de Ampuero comenzó a hacerse cargo del cobro del agua de los vecinos de Udalla, tal como solicitó la Junta Vecinal. Asimismo, ante las interpelaciones de Sarabia, el alcalde pedáneo confirmó por escrito al concejal que la deuda de Udalla por el impago del abastecimiento de agua ascendía a un total de 123.670 euros. Cano indicó también que actualmente la Junta Vecinal se está poniendo al día con sus cuentas a través de una asesoría contable de entidades locales, que se encuentra «confeccionando la documentación precisa» para presentar al Tribunal de Cuentas las correspondientes a los años 2014 al 2017, ya que «el último año presentado fue el 2013».

 

Fotos

Vídeos