125 años de los padres paúles en Limpias

Un grupo de niñas jugando en el patio del colegio en la actualidad. :: Colegio San Vicente de Paúl/
Un grupo de niñas jugando en el patio del colegio en la actualidad. :: Colegio San Vicente de Paúl

La congregación llegó a Limpias en 1893 a petición de los vecinos, que querían contar con un colegio en el municipio | El centro San Vicente de Paúl cumplirá este año el aniversario de su fundación en el municipio

IRENE BAJOLimpias

El colegio San Vicente de Paúl de Limpias celebra este año sus 125 años de historia en el municipio, y lo hace con el lema 'Caminando para hacer camino', haciendo suyo el poema de Machado. A lo largo de este siglo y cuarto de vida, el centro ha alternado la educación civil y religiosa, siendo incluso seminario mayor. A lo largo de este curso se han realizado encuentros de antiguos alumnos, aunque la efeméride del cumpleaños no se producirá hasta pasado el verano.

En septiembre se cumplirán estos 125 años de la llegada de los padres paúles al municipio a petición de los propios vecinos que, a finales del siglo XIX, pensaron en la fundación de una escuela en Limpias. Se le encomendó al entonces alcalde de este municipio, Esteban Pereda, la tarea de conseguir que esta congregación enviara misioneros, con la promesa de construir un colegio.

El anhelo del pueblo fue satisfecho el 19 de septiembre de 1893, día en el que llegaron a Limpias tres padres y dos hermanos coadjutores que se acomodaron en una vieja casa (El Caserón), frente a la iglesia de El Cristo para cumplir con las expectativas de los vecinos. Pronto -el 1 de octubre- comenzaron su labor docente con doce alumnos de segunda enseñanza reconocida y agregada al Instituto Provincial de Santander.

Tendrían que pasar algunos años más para que el actual edificio de los padres paúles se erigiese, y fue a causa del deficiente estado de la Casa-Colegio en el barrio de Rucoba, lo que motivó la construcción del inmueble que se conoce hoy día. Así, se buscó un solar para edificar un centro de nueva planta que fue adquirido el 23 de febrero de 1897. El centro fue proyectado por el arquitecto José Grases, pero los planos originales fueron modificados después por Emilio de la Torriente. El maestro de obras fue Pedro Carreras.

El edificio se completó en enero del 1900, celebrándose en el mismo los exámenes del curso académico 1899-1900, si bien la actividad docente no comenzó hasta el siguiente curso 1900-1901, fecha en la que se inicia ya en las nuevas dependencias. A lo largo de su más de un siglo de historia, el colegio ha alternado la formación civil y religiosa, llegando a estar en riesgo de desaparecer en alguna ocasión.

Sobrevivir a la guerra

Por ejemplo, en el contexto de la Guerra Civil, siendo seminario menor, los novicios fueron evacuados y enviados a sus hogares, si bien el centro volvió a abrir sus puertas para recibirlos en 1939. Tres años después, sin embargo, con ocho alumnos internos y nueve externos -en el curso 1942-1943- se presentó un orden de venta del colegio con todas sus dependencias y terrenos a la Comandancia de Fortificaciones y Obras de la Sexta Región Militar. El objetivo era transformarlo en una Academia Preparatoria Militar de Suboficiales.

Por fortuna, la venta no se llevó a cabo y el colegio retomó algunos años después su actividad. Así, entre 1950 y 1957, la Casa-Colegio se convierte en Casa de Noviciado -pasan 908 seminaristas entre aspirantes a sacerdotes y hermanos coadjutores- y en el curso 1958-1959 la casa vuelve a ser seminario menor.

La labor docente civil fue definitivamente restaurada en el año 1962. Se consigue entonces la firma de los alcaldes de la zona para presentar petición de apertura del Bachillerato Reconocido Elemental. En esta iniciativa tuvieron mucho que ver los antiguos alumnos, porque fueron ellos, en una asamblea, los que pidieron que Limpias volviera a ser un colegio para sus hijos y se obtiene dicha clasificación en el curso 1963-1964.

Cuatro años más tarde son autorizadas dos clases de enseñanza primaria, mientras que la autorización definitiva del Bachillerato Superior se produce en 1970 y la de Centro Homologado de Bachillerato, en 1975. Cinco años después el San Vicente de Paúl pasa a ser centro de EGB con 16 unidades. En la actualidad, el colegio es un centro concertado con tres aulas de educación Infantil, seis de Primaria y cuatro aulas más de Secundaria.

Conmemoración

El pasado 12 de mayo, los antiguos alumnos se reunieron en el centro para celebrar el aniversario. Y es que han sido sus estudiantes, las familias y docentes, los que han ido forjando esta historia centenaria. Fiel a sus orígenes, el colegio ha ofrecido a lo largo de todos estos años sus servicios educativos a las familias de la cuenca del bajo Asón y de otras zonas de Cantabria y del País Vasco, que voluntariamente quisieron que sus hijos recibiesen una enseñanza de rigor académico en un ambiente de cercanía y sencillez. Ahora, los protagonistas de su historia inmediata están ya construyendo el camino hacia el 150 aniversario.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos