La Guardia Civil concluye su investigación sobre la muerte del bebé que cayó de un balcón en Ampuero

Balcón desde el que cayó el babé de 14 meses./A. V.
Balcón desde el que cayó el babé de 14 meses. / A. V.

Los agentes de la Policía Judicial han remitido las pesquisas al Juzgado de Laredo

DM .
DM .Santander

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Castro Urdiales ha concluido la investigación abierta en torno a la muerte del bebé de 14 meses que cayó el pasado viernes del balcón de su casa, en un segundo piso de un bloque de viviendas en la localidad cántabra de Ampuero, y que falleció en la madrugada del sábado en el Hospital Valdecilla.

La Benemérita ha remitido las pesquisas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Laredo, que es el que estaba en funciones de guardia en el momento de los hechos, han informado fuentes policiales y judiciales.

El suceso ocurrió sobre las nueve de la noche del viernes, cuando el bebé, de 14 meses, se precipitó de forma accidental desde el balcón de su casa, en un segundo piso de Ampuero, y murió horas después en Valdecilla, donde había ingresado en estado grave, en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos.

Aunque «todo apunta» a que fue un accidente, la Guardia Civil abrió la correspondiente investigación, y procedió a tomar declaraciones a testigos y familiares del pequeño, que no estaba solo, sino acompañado, cuando sucedió todo.

Tras recibir el aviso, se trasladó al lugar una dotación de Soporte Vital Avanzado (SVA) del 061, que atendió al bebé, junto a efectivos del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Ampuero. Después de las maniobras de estabilización, el pequeño fue trasladado a Valdecilla con pronóstico grave. Al lugar también acudieron, además de agentes de la Guardia Civil, efectivos de la Policía Local y apoyo psicosocial de Cruz Roja.

El alcalde del municipio, Patricio Martínez, trasladó las condolencias del Ayuntamiento y de toda la localidad a la familia, de origen sudamericano pero residentes en el pueblo.

El regidor comentó que «simplemente» se trata de una caída «fortuita», que desembocó en la muerte del bebé. «No se piensa en otra cuestión, ha sido un caso fortuito, desgraciado», señaló Martínez, que ofreció la ayuda del Consistorio a familiares y allegados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos