Un herido leve en un nuevo accidente en la carretera más peligrosa de Cantabria

Así quedó la furgoneta afectada por el choque. / 112

Un camión y una furgoneta chocan de forma lateral y el conductor del segundo vehículo pierde el control y acaba volcando

DM .
DM .Santander

Un hombre ha resultado herido leve en un accidente que ha tenido lugar esta tarde, minutos antes de las 14.30 horas, en la peligrosa carretera entre Colindres y Ramales (N-629), a la altura de la localidad de Rasines. El suceso se ha producido tras el choque lateral entre un camión y una furgoneta que circulaban en diferentes direcciones. El hombre que viajaba en la furgoneta ha sido el peor parado en este suceso, tras recibir un impacto lateral del camión. Según la versión del camionero, la furgoneta invadió levemente el carril contrario. «Gracias a que la pude esquivar un poco el chico puede contarlo», ha comentado a este periódico. El golpe provocó que el conductor de la furgoneta perdiese el control y acabase volcando. Pero pudo ser mucho peor, según el chófer del camión, de no ser por la maniobra que evitó un impacto frontal.

Hasta el lugar de los hechos se han trasladado los bomberos del 112 del parque de Laredo, una ambulancia y sanitarios del 061, que han trasladado al herido hasta el hospital de Laredo, agentes de la Guardia Civil y los operarios del mantenimientos de Carreteras del Gobierno de Cantabria.

La N-629 es una de las vías con mayor índice de mortalidad de Cantabria, hasta el punto de que la DGT decidió instalar en ella el primer radar de tramo de la comunidad autónoma. Tras aplicar esta y otras medidas de seguridad, los accidentes mortales han descendido drásticamente, aunque la configuración de esta carretera sigue dejando accidentes importantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos