¿Dónde vas con mantón de Manila? A Ramales de la Victoria

¿Dónde vas con mantón de Manila? A Ramales de la Victoria
Antonio 'Sane'

105 parejas participaron en esta fiesta declarada de Interés Turístico Regional

DM .
DM .Ramales de la Victoria

Ramales de la Victoria celebró ayer sábado la Verbena del Mantón más exitosa en cuanto al número de parejas participantes. Concretamente, 105 parejas bailaron en la Plaza de los Jardines al son del organillo y de la Banda municipal de música desde las once de la noche hasta bien entrada la madrugada, ellas ataviadas con el tradicional mantón de Manila y ellos de rigurosa etiqueta.

La fiesta contó con la asistencia de Miguel Ángel Revilla, presidente del Gobierno de Cantabria, y Pablo Zuloaga, delegado del Gobierno de España, además de José Luis Gochicoa González, director general de Obras Públicas, y el equipo de gobierno municipal y alcaldes de la comarca.

Este espectáculo, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional, fue presenciado por más de cuatrocientas personas en las gradas instaladas por el Ayuntamiento de Ramales. También la climatología se unió a la fiesta y las parejas participantes, invitados y público, pudieron disfrutar de una agradable noche.

Los ganadores de la edición de este año fueron José Manuel Eguizábal y Garbiñe Maza, mientras que el mejor mantón lo lució Consuelo Martínez, acompañada por Miguel Ángel Gutiérrez. El premio a la pareja local joven, distinción que persigue fomentar la participación de la juventud del municipio, fue para Laura Cano y Javier Ruiz. Uno de los momentos más emotivos de esta edición fue el premio honorífico que el alcalde César García entregó al propulsor durante décadas de esta Verbena del Mantón, Toñín Quintela.

Tanto César García, alcalde de Ramales, como José Ramón Obregón, teniente de alcalde, se felicitaron por el incremento de la participación y por la cada vez mayor presencia de jóvenes parejas locales en la Verbena, y quisieron animar a los visitantes del evento a volver a vivir «la experiencia de visitar Ramales y los valles del Asón y el Gándara y conocer las maravillas paisajísticas de nuestro entorno, desde el nacimiento de los ríos que dan vida a nuestros valles hasta las impresionantes cuevas prehistóricas que destacan a Ramales como asentamiento humano desde los tiempos más remotos».

Una fiesta con arraigo desde el siglo XIX

Cuenta la historia que en los meses de abril y mayo de 1839, durante la batalla de Ramales en la primera guerra carlista, durante la huida del General Maroto, éste dejó abandonado un baúl con mantones de Manila. Tras una cruenta batalla, y cuando el General Espartero entró triunfante en la villa, encontró el baúl y regaló los mantones a las mujeres del pueblo que le vitoreaban. Aquella gesta militar puso apellido a la villa, que desde esa fecha pasó a denominarse Ramales de la Victoria.

Desde entonces se celebra esta popular verbena en la cual las parejas participantes, ataviadas debidamente con el mantón de Manila ellas, y con traje ellos, bailan el chotis al son del organillo y diferentes ritmos como pasodobles con el acompañamiento de la banda de música de Ramales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos