Los perros más ecologistas

Uno de los ejercicios prácticos realizados para entrenar a un perro en la detección de rastros ambientales. /DM
Uno de los ejercicios prácticos realizados para entrenar a un perro en la detección de rastros ambientales. / DM

La Asociación Odor Naturae fomenta el uso de canes con fines ambientales | El colectivo ha organizado en Ramales seminarios y cursos para formar a agentes forestales y policiales en las técnicas para adiestrar a los animales

ELENA TRESGALLO RAMALES DE LA VICTORIA.

El perro puede ser una herramienta muy valiosa en el medio natural, puede ayudar a agentes forestales y a cuerpos policiales a detectar actividad furtiva, controlar especies invasoras o proteger animales en peligro de extinción. Su olfato, 50 veces superior a la del ser humano, es la clave para que «cualquier tipo de perro», si recibe la formación adecuada y reúne las condiciones, sea un arma «muy efectiva» para ejercer como agente ambiental, incluso contra amenazas como la avispa asiática. Así lo aseguran los miembros de la asociación Odor Naturae, que se acaba de crear. Sus fundadores son agentes forestales de Cantabria y Burgos, una veterinaria cántabra y un adiestrador vasco.

La localidad de Ramales de la Victoria fue sede, hace unos días, de un seminario sobre detección con perros en trabajos policiales y conservación de la naturaleza. Un curso sobre entrenamiento y técnicas de rastreo en el que participaron una veintena de alumnos entre agentes forestales de Castilla León y Cantabria, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y adiestradores profesionales. El mismo estuvo organizado por la Asociación Odor Naturae, con sede en Ramales, cuyo objetivo principal es fomentar el uso de perros para destinarlos a fines ambientales.

Entre los objetivos de la agrupación está el de «desarrollar, fomentar y divulgar el uso del perro como método no invasivo y eficaz de investigación y gestión de la biodiversidad española», subrayan. La localización y seguimiento de especies amenazadas, la detección de plagas o parásitos, la lucha contra el contrabando de especies o la erradicación de artes o sustancias nocivas son ejemplos de los campos de trabajo «donde la labor de un perro resulta de gran utilidad», subraya su presidente, Antonio González.

«La labor del perro resulta de gran utilidad, es un método eficaz y no invasivo» Antonio González | Presidente de Odor Naturae

A lo largo de las últimas semanas el colectivo, de reciente creación, ha impulsado, en colaboración con otras entidades y el Ayuntamiento de Ramales, sendos seminarios detección con perros en trabajos policiales y conservación de la naturaleza. Para ello, contaron, entre otros, con el apoyo de la Asociación Etocan pro-detection K9, cuyo director, Marcos Fernández, un experto adiestrador e instructor en la materia con prestigio nacional e internacional, se ocupó de introducir a los alumnos en las técnicas de entrenamiento.

Una de las premisas es demostrar la efectividad de estos perros entrenados en materia de conservación, para aprovechar su potencial. «Esto no es nada nuevo, está demostrada su efectividad en otras materias como el tráfico de drogas o la detección de enfermedades», explica el experto que ha colaborado en la iniciativa de Odor Naturae.

Detección de especies

El colectivo que dirige Marcos Fernández ha trabajado en control de especies invasoras con perros en la Comunidad Canaria, donde además de esta Administración se ha implicado la Comunidad Europea en el bloqueo de la plaga de la 'Lampropeltis getula californiae', una serpiente Rey, originaria del Sur de Estados Unidos que está causando estragos en las islas. «Está acabando con la fauna autóctona de Canarias y esto está generando un gran problema», admite. De momento, tras trabajar en la zona han demostrado la efectividad de los perros en la detección y control de la plaga, pero falta el último paso, que la Administración local ponga los medios. «Nos pidieron unas pruebas y hemos demostrado lo que pueden hacer los perros y que funciona bien, pero nos hace falta el compromiso político, porque la plaga está haciendo mucho daño», añade.

«Hemos demostrado lo que pueden hacer los perros y que el sistema funciona» Marcos Fernández | Adiestrador de Etocan

Técnicos de Etocan enseñan cómo entrenar.
Técnicos de Etocan enseñan cómo entrenar.

Aunque el caso de Canarias no es extrapolable a Cantabria, habituar a los agentes y a la propia administración en el uso de estas herramientas puede obtener beneficios importantes en nuestra Comunidad Autónoma y en las limítrofes. «Estamos luchando para ver si las Administraciones abren un poco los ojos y pueden comprender las ventajas que tiene el trabajo con perros. Nosotros podemos tirar mucho de ojos y ser muy visuales, pero el perro tirando de nariz puede localizar todo tipo de sustancias, sean las que sean, mucho más rápido que el humano. Tiene una grandísima ventaja la utilización de perros», afirma.

En las montañas que comparten Cantabria, Castilla León o País Vasco hay especies invasoras como «el visón americano o el mapache» que ya han sido detectadas. Además, según explica Marcos Fernández, ya se han desarrollado programas eficaces en el tema de detección de especies en peligro de extinción como el Urogallo o incluso uno de sus alumnos «desarrolló un programa para detectar a la vespa velutina», otra de las especies que está muy implantada en la región. Además de Etocan, han colaborado en el seminario con Odor Naturae, la Asociación profesional de Agentes del Medio Natural de Cantabria, la Asociación Nacional de adiestradores caninos, International Police Association Cantabria y la unidad canina de búsqueda y rescate de Ramales.