«Han puesto el radar donde han querido. El peligro está antes»

Los vecinos de Limpias son escépticos sobre la utilidad del sistema de control de tramo en la N-629 que ayer comenzó a funcionar para frenar la alta siniestralidad en la vía