Tráfico asegura que el radar de tramo de Limpias ha logrado una «significativa reducción» de la velocidad

R. Ruiz

El dispositivo, que entró en funcionamiento el 23 de marzo, es el primero de este tipo que se instala en Cantabria

EFE

La Jefatura de Tráfico en Cantabria ha constatado una reducción «bastante significativa» de la velocidad de los vehículos en la carretera nacional N-629 con la puesta en marcha del radar de tramo de Limpias, el primer dispositivo de estas características que se instala en Cantabria.

Este dispositivo entró en servicio el 23 de marzo coincidiendo con el inicio de la operación salida de Semana Santa y en los primeros días ha realizado algo menos de un centenar de fotografías de vehículos posibles infractores, que ahora se deben depurar antes de convertirse en denuncias por exceso de velocidad.

En un encuentro con periodistas durante la presentación de un proyecto de educación vial en Torrelavega, el jefe de Tráfico en Cantabria, José Miguel Tolosa, ha asegurado que el número de «candidatos a denuncias» en los primeros días es «pequeño» en comparación con el volumen de tráfico que registra este tramo.

Según ha señalado, una vez completado el proceso de depurado de las fotografías tomadas por el dispositivo el número de denuncias podría estar por debajo de las 90.

El funcionamiento de este radar es distinto al tradicional, ya que no capta la velocidad en un punto concreto, sino que lo hace dos veces leyendo la matrícula del vehículo al inicio y al final del tramo, para luego calcular si se ha empleado el tiempo mínimo establecido en cubrir la distancia.

Este dispositivo se ha puesto en marcha a la altura del túnel de Limpias de la N-629, entre los puntos kilométricos 83,4 y 81,1, para controlar la velocidad en este tramo considerado uno de los puntos negros de la región, que acumula 19 víctimas mortales desde 1999.

 

Fotos

Vídeos