La Verbena del Mantón rejuvenece

La Verbena del Mantón rejuvenece

La fiesta ramaliega por excelencia se consolida con la participación de más de un centenar de parejas

IRENE BAJORamales de la Victoria

No hace falta más quedarse a contemplar un momento la Verbena del Mantón para ver que goza de buena salud. La fiesta evoca tiempos pasados en los que las parejas aprovechaban el contexto festivo para acercarse con la excusa del baile y aunque contrasta con la fiesta y la orquesta de la plaza adyacente, no deja de atraer a la juventud, sumando cada año más parejas jóvenes, indicativo de que la fiesta tiene futuro.

Como todos los años, la distinción, fue la nota característica de la fiesta, así como el colorido de los mantones de manila. La etiqueta exige traje y corbata o pajarita, para los hombres y vestido de noche, zapato de vestir y mantón, para las mujeres; por lo que la fiesta es un derroche de elegancia.

La de la noche del sábado fue una de las más multitudinarias, con la participación de 102 parejas, lo que consolida el resurgir de la fiesta en los últimos años. En esta ocasión el Ayuntamiento modificÓ la disposición de las mesas, ampliando el área acotada para la celebración de la verbena, a fin de que las parejas puedan moverse con mayor libertad, ya que el creciente número de participantes de las últimas ediciones dificultaba la movilidad durante los bailes.

La Verbena del Mantón contó este año con la presencia de sus incondicionales, que no dejan de acudir ningún año y con mucha participación de gente joven y de otros puntos de la región, como Santander, Bezana o Santoña. También destacó la participación de parejas llegadas de lugares ajenos a Cantabria, como un grupo de seis parejas de Espinosa de los Monteros. Precisamente uno miembro de este grupo quiso poner en valor la Verbena del Mantón, instando a los vecinos de la comarca, y en especial a los jóvenes o «tomar en serio esta fiesta, que es una de las más importantes de la comarca».

El alcalde de Ramales, César García, también destacó el incremento de la participación entre el sector más joven, lo que a su juicio, asegura la continuidad de esta fiesta.

La colaboración de la banda de música de Ramales en la Verbena del Mantón y en el Mantón Diurno, en el que pueden participar los niños, fue valorada por el público dedicando una larga ovación a los integrantes de la banda en el transcurso de la verbena.

Por su parte, el que será vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Pablo Zuloaga, valoró el «ambiente de tradición» de este festejo. La Verbena del Mantón «tiene un sabor a aquella Cantabria que recuerda a nuestros padres y a nuestros abuelos». Zuloaga participó activamente en la verbena animándose a compartir bailes con algunas asistentes y también puso el acento en la elevada presencia de parejas jóvenes «que se han acercado a disfrutar de una tradición que han heredado de sus familias».

Premios

En esta ocasión los ganadores de la Verbena del Mantón fueron José Emilio y Teresa Chacón, seguidos por Jesús González y Susana García, y la pareja formada por Ángel Luis Calvo y Mari Carmen Fernández.

La mejor pareja local, fue la de Ramón Diego y Emilia Gutiérrez y la pareja local joven mejor valorada fue la formada por Óscar Samperio y Marta Díez.

En cuanto al grupo mantones, en primer lugar quedaron José Miguel Pereda y María Teresa Gutiérrez, en segundo puesto, Ignacio Martínez y Mila Mesa; y el tercer premio fue para Juan M. Álvarez y María Ángeles Fernández.