El alcalde de Cieza vuelve a insistir en la necesidad del área de servicio de la A-67

El área de servicio de Cieza evitaría la imagen de los embolsamientos de camiones en la recta de la N611 en Arenas de Iguña. :: sane/
El área de servicio de Cieza evitaría la imagen de los embolsamientos de camiones en la recta de la N611 en Arenas de Iguña. :: sane

Solicitará al delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, una reunión en la que se le explique el por qué no acaba de adjudicarse la construcción de esa área

NACHO CAVIA

cieza. El alcalde de Cieza, Agustín Saiz, solicitará al delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, fijar cuanto antes una reunión en la que se le explique el por qué no acaba de adjudicarse la construcción de un área de servicio en la Autovía de la Meseta a la altura de ese municipio. «Tras trece años y cinco licitaciones aún no se ha conseguido poner en marcha la obra y queremos saber qué pasa, por qué nadie mueve ficha, ni el Gobierno central ni el autonómico, saber por qué no se hace ese proyecto tan necesario, algo más que extraño», dijo el veterano alcalde. Lo hizo «al ver de nuevo con la nieve caída los embolsamientos de camiones en Arenas de Iguña, una mala imagen para Cantabria cuando podríamos tener ya un área de servicio en el que albergar a todos esos profesionales en las mejores condiciones posibles».

Saiz reconoció que «ha supuesto un fuerte desengaño no haber podido construir esa área de descanso en todos estos años, una espina clavada con la que no me gustaría irme», dijo. Explicó que cuando se construyó la Autovía de la Meseta Cieza fue uno de los municipios que más aportó para ejecutar el tramo entre Los Corrales de Buelna y Molledo, como reconoció el propio Ministerio de Fomento entonces. Una colaboración que conllevó el anuncio de construcción de una gran área de servicio en terrenos de Cieza, dando todos los pasos para ello, comenzando con la expropiación de terrenos entre los túneles del Gedo y Pedredo. El proyecto se ha licitado en varias ocasiones sin que se haya podido empezar una obra «esencial» para Cieza.

El alcalde defendió que además de suponer un espaldarazo general para el valle, supondría un fuerte ingreso para el Ayuntamiento, en concreto algo más de un 2% por una obra presupuestada en ocho millones de euros. También permitiría abrir una vía de entrada y salida al municipio y supondría la creación de un buen número de puestos de trabajo. El alcalde recordó que las opciones que quedan son o bien modificar las condiciones de adjudicación y volver a licitar la obra o bien acometer una adjudicación directa con la que atender una exigencia legal, como es la de contar con áreas de ese tipo repartidas en las autovías nacionales.

«Tras trece años y cinco licitaciones aún no se ha conseguido poner en marcha la obra» «Ha supuesto para mí un fuerte desengaño no haber podido construir esa área aún»

Trece años

La obra se remonta al 23 de diciembre de 2005, cuando la Dirección General de Carreteras emitió la Orden de Estudio para la redacción del proyecto. Tras muchos aplazamientos pudo adjudicarse en 2008 pero en 2009 se suspendió el proceso al quebrar la empresa a la que se había adjudicado la ejecución de esa área de servicio. Se modificó el proyecto, hubo una nueva tramitación administrativa, pero en 2010 la obra se vio afectada por el replanteo de actuaciones de Fomento como respuesta a la crisis y no llegó a licitarse. En 2011 volvió a resurgir, pero de nuevo se paralizó un proyecto que fue recuperado y revisado otra vez a finales de 2014. Se sacó a licitación por dos veces, la segunda a comienzos de 2015, y por otras tantas el concurso quedó desierto. La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento decidió insistir y publicó a finales del año 2016 el concurso para la construcción y explotación de esa área de servicio. Y nada. Dos años más tarde el Gobierno central volvía a encontrarse con la misma respuesta negativa de las empresas.

El complejo se ha diseñado como una estación de servicio con al menos 12 surtidores, un edificio destinado a oficina y tienda, un taller para reparaciones rápidas, un área de restauración que albergue unas 180 plazas, zona de descanso, juegos infantiles, y un espacio habilitado para el aparcamiento de unos cien turismos y una decena de transportes pesados, además de autocaravanas.

La extensión a ocupar es considerable, teniendo en cuenta que solo el aparcamiento de vehículos, tan reivindicado por el alcalde de Cieza, ocuparía un terreno de más de 20.000 metros cuadrados, y serviría, especialmente, para regular el tráfico pesado en épocas de inclemencias meteorológicas, sobre todo durante las heladas o fuertes nevadas que dificultan la circulación de ese tipo de vehículos en la Autovía de la Meseta, como ha sucedido apenas hace una semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos