Cartes prevé el fin de la ampliación de La Robleda en los primeros meses de 2020

Colegio La Robleda,en Santiago de Cartes. /Cavia
Colegio La Robleda,en Santiago de Cartes. / Cavia

El alcalde del municipio señala que será «muy complicado» que el traslado a las aulas nuevas pueda llevarse a cabo antes de las próximas Navidades

Nacho Cavia
NACHO CAVIACartes

El alcalde de Cartes, Agustín Molleda, ha explicado que las obras de ampliación del colegio público de Educación Infantil de la Robleda, en Santiago, «van bien, se ha acometido ya un tercio de unas obras que permitirán garantizar la educación pública en el municipio más joven de Cantabria», señaló. Pero también reconoció que será «muy complicado» que el traslado a las aulas nuevas pueda llevarse a cabo antes de las próximas Navidades, fechando la apertura del nuevo edificio a principios de 2020.

Agustín Molleda adelantó que a partir de ahí se tendrá que estudiar la ampliación del colegio público de Educación Primaria, el Manuel Lledías de Cartes, para dar respuesta a las necesidades de un municipio con más de 1.400 vecinos menores de 14 años, 800 en edad de cursar la Educación Infantil y Primaria, dijo, a los que se suman otros 450 desplazados a Torrelavega para estudiar Secundaria o ciclos formativos.

Recordó que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte adjudicó en marzo de este año a la empresa Fernández Rosillo las obras de ampliación del colegio de Infantil La Robleda de Santiago de Cartes, con un coste de 1.155.511 euros y un plazo de ejecución de 11 meses. La superficie total a construir es de 860 metros cuadrados y el proyecto incluye el cierre perimetral y la urbanización de la parcela escolar, cedida por el Ayuntamiento.

El edificio se levanta al norte del actual colegio y albergará tres aulas para el primer ciclo de Educación Infantil, dos para pedagogía terapéutica y audición y lenguaje, una biblioteca, un espacio para usos múltiples, comedor, aseos, almacén, vestuarios y otras dos aulas para atender posibles necesidades puntuales de escolarización en el futuro.

La ampliación del colegio tendrá otra consecuencia, el traslado a las viejas escuelas de planes sociales, deportivos y culturales para los vecinos de Santiago.