Cieza luchará esta legislatura por recuperar el proyecto del área de servicio de la A-67

Cieza luchará esta legislatura por recuperar el proyecto del área de servicio de la A-67

El proyecto cumple ya catorce años y se ha licitado en cinco ocasiones sin que haya sido posible adjudicar la gestión de esas obras

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La nueva alcaldesa de Cieza, Lorena Pérez, ha dejado claro que durante los próximos cuatro años intentará recuperar la puesta en marcha del proyecto de construcción de un área de servicio en la Autovía de la Meseta, «un proyecto esencial para el presente y futuro del valle».

Explicó que ya se ha puesto en contacto con responsables del área para conocer la situación de un proyecto que se ha licitado cinco veces y otras tantas ha quedado desierto. «Me han adelantado que la situación es más que complicada, pero no desistiré de solicitarlo los cuatro años de legislatura, porque es un proyecto muy importante para Cieza al que no queremos renunciar».

Coincide así con el anterior alcalde, Agustín Saiz, para el que «ha supuesto un fuerte desengaño no haber podido construir esa área de descanso en todos estos años», dijo recientemente. Ambos recuerdan que cuando se construyó la Autovía de la Meseta Cieza fue uno de los municipios que más aportó para ejecutar el tramo entre Los Corrales de Buelna y Molledo, como reconoció el propio Ministerio de Fomento entonces. Una colaboración que conllevó el anuncio de construcción de una gran área de servicio en terrenos de Cieza, dando todos los pasos para ello, comenzando con la expropiación de terrenos entre los túneles del Gedo y Pedredo. Catorce años y cinco licitaciones después no ha sido posible adjudicar las obras.

Lo cierto es que además de suponer un espaldarazo general para el valle supondría un ingreso importante para el Ayuntamiento, algo más de un 2% por una obra presupuestada en unos ocho millones de euros. También permitiría abrir una vía de entrada y salida al municipio y supondría la creación de un buen número de puestos de trabajo, afianzando el plan de la nueva alcaldesa de frenar la despoblación en el valle y potenciar proyectos que recuperen empleo. Difícil, pero Lorena Pérez ha dejado claro que tendrán que oírla los próximos cuatro años.