Los Corrales se afana en limpiar sus ríos para prevenir inundaciones

Un equipo de nueve personas trabaja limpiando los cauces de los ríos que atraviesan los pueblos de Los Corrales. /Nacho Cavia
Un equipo de nueve personas trabaja limpiando los cauces de los ríos que atraviesan los pueblos de Los Corrales. / Nacho Cavia

Un equipo de nueve personas está desbrozando y dejando libres de vegetación los cauces de los arroyos que cruzan el municipio

NACHO CAVIA LOS CORRALES.

Un equipo de nueve personas está trabajando estos días para dejar los muchos ríos que cruzan el municipio de Los Corrales de Buelna en perfectas condiciones de cara a las lluvias que están por llegar. La concejala de Servicios Municipales y Medio Ambiente, Isabel Fernández Quijano, ha señalado que se ha esperado a recibir el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para adentrarse en los cauces y hacer una limpieza «exhaustiva de norte a sur», siempre en los ríos que pasan por el casco urbano, límite de la autorización, explicó

Se ha desbrozado y limpiado ya el cauce del río Rebujas, que atraviesa San Mateo, y ahora se trabaja en el Mortera a su paso por Barros. Las próximas etapas serán la limpieza del río Muriago, por Los Corrales de Buelna, y el Redondo, por San Andrés. «Un magnífico trabajo, muy intenso, que se está notando ya en todos los cauces», dijo Fernández Quijano.

Durante seis meses se trabajará en distintos espacios naturales, una labor que comenzó abriendo sendas, camberas, pistas y caminos en cada uno de los pueblos del municipio. En algunos casos hizo falta incluso un tractor para desbrozar los laterales y el entorno de cada pista, para después «adentrarse con el equipo en cada cambera y rematar esa limpieza». De momento ya se han dado dos vueltas a cada paso y «si podemos no serán las últimas».

También se ha trabajado en dejar libres más de 20 kilómetros de senderos

La concejala relató que varios kilómetros de pistas forestales, sendas y caminos ofrecen ya al paseante una nueva imagen, tras unas semanas de limpieza «exhaustiva», desbroce y adecentamiento general de cada una de esas vías. En total más de 20 kilómetros para nueve operarios dedicados «en cuerpo y alma» a devolver a los vecinos lugares en los que disfrutar de la naturaleza, como explicó la responsable.

Por otra parte la alcaldesa, Josefina González, explicó esta semana las obras que se están acometiendo también en el entorno de los ríos como el mismo propósito de evitar posibles inundaciones. En una zona «especialmente sensible» como es la urbanización La Condesa y la de Santa Margarita, junto al río Muriago, el parque de Obras y Servicios está afrontando la mejora del sistema de recogida de las aguas pluviales. No se quiere dejar el más mínimo resquicio a que se produzcan las graves inundaciones que tuvieron lugar en esa zona en 2013.

También la construcción de nuevas escolleras va encaminada en ese sentido, dijo la alcaldesa. Dos de las últimas en terminarse se han levantado en Coo y se ha proyectado ya otra en Barros, junto al nuevo puente, aunque está a la espera de que se de el visto bueno a la obra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos