Los Corrales recupera algunos de los edificios municipales para darles un nuevo uso público

La alcaldesa supervisa una de las obras realizadas. /Nacho Cavia
La alcaldesa supervisa una de las obras realizadas. / Nacho Cavia

El Ayuntamiento reforma propiedades abandonadas como naves, almacenes, antiguas escuelas y la sede de la Junta Vecinal de Coo

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

Naves, almacenes, antiguas escuelas, la junta vecinal de Coo o la propia Casa Consistorial están siendo objeto en esta legislatura de algo más que un lavado de cara, una reforma integral que tiene como objetivo «recuperar propiedades prácticamente abandonadas, sin apenas mantenimiento, y ponerlas en uso para el propio Ayuntamiento y para asociaciones y vecinos», decía la alcaldesa, Josefina González, tras comprobar parte de esas actuaciones.

La última hornada se ha centrado en edificios sociales como el que alberga la Junta Vecinal de Coo, las antiguas escuelas de San Mateo o las casas de maestros en Somahoz, donde tras reformar los tejados se han renovado los suelos, adecentado los locales y cambiado la carpintería, las puertas y las ventanas. Algo que previamente se había hecho también en Barros. «Estaban en un estado deplorable y les hemos dado la vuelta», dijo la alcaldesa, al anunciar que el plan continuará con «las necesidades que vayan surgiendo en esos edificios». Muchos de ellos, explicó, ya en uso y otros a la espera de «proyectos novedosos».

El concejal de Obras y Urbanismo, Luis Ignacio Argumosa, ha reconocido «el gran esfuerzo inversor realizado en este ejercicio con destino a la reparación y recuperación de edificios municipales».

Está previsto reparar los tejados de las antiguas escuelas de Barros, Somahoz y San Mateo

El que más parte del pastel se ha llevado, ha dicho, ha sido la nueva nave próxima a la Estación de Renfe, tras tener que derribar el viejo almacén por las «malas condiciones que presentaba». «Lo intentamos recuperar pero la cubierta no cumplía con la normativa, entre otras cosas». Así las cosas se optó por la demolición de la nave y la reconstrucción de una nueva con mejores prestaciones y más servicios, incluyendo nuevos vestuarios para el personal municipal, «modernizando las instalaciones y adecuándol as a las necesidades del personal». En el Ayuntamiento están a la espera de poder recepcionar las obras «una vez se solventen algunas discrepancias».

Otra de las naves municipales, la que se levanta en el barrio de Penías, también necesitaba «urgentemente» una «importante» reparación. Como sucedió con varios edificios públicos, se reparó toda la cubierta de esos almacenes, «prácticamente en ruina». Ya reformado el edificio, se cuenta con locales que esperan nuevo destino. Incidió el titular de Obras en que en las obras en antiguas escuelas del municipio se ha manejado un presupuesto de 100.000 euros solo para la reparación de los tejados de los edificios de Barros, Somahoz y San Mateo.

Mandato de los edificios

Los Corrales está viviendo lo que se podría calificar como el mandato de los edificios por recuperar. De hecho los esfuerzos del Ayuntamiento se están centrando en los últimos meses en la rehabilitación del espacio que ocuparon las antiguas escuelas, donde se levantan ya los dos próximos edificios municipales; la restauración de la piscina cubierta, vuelta a levantarse; o la misma Casa Consistorial, reformada prácticamente al completo en esta legislatura. Inversiones en estos casos que se acercan a los dos millones de euros.

 

Fotos

Vídeos