Los Corrales redobla sus esfuerzos en evitar los daños de las crecidas de ríos y de las lluvias

Los Corrales redobla sus esfuerzos en evitar los daños de las crecidas de ríos y de las lluvias

Un equipo de seis personas, contratadas gracias a los planes de empleo, revisará el estado de cauces, imbornales, arquetas y cunetas tras las peticiones vecinales

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

Los Corrales de Buelna centra en estos días sus esfuerzos en preparar sus espacios urbanos para las lluvias que, en principio, tendrían que llegar con el invierno. Aprovechando los acuerdos con el Gobierno regional para la contratación de parados desde la Concejalía de Servicios Municipales y Medio Ambiente se ha diseñado un plan de actuación para los próximos seis meses (parte del otoño, invierno y primeros meses de la primavera) que dispondrá de un plantel de seis personas destinadas exclusivamente a evitar los problemas que pueda generar las crecidas de ríos y épocas de fuertes lluvias en imbornales y cunetas.

Así lo explicó la concejala, Isabel Fernández Quijano, respondiendo de esta forma a una de las principales preocupaciones expresadas por los vecinos en las recientes asambleas abiertas celebradas en cada pueblo del municipio. El proyecto pretende evitar los atascos que provoca también la caída de la hoja, como apuntó Fernández Quijano, quien aseguró que el trabajo se realizará especialmente en los pueblos alrededor de Los Corrales «donde es imposible que lleguemos con la escasa plantilla municipal».

Se han adecuado los cauces de los ríos y se han abierto y mejorado sendas y camberas

También señaló que se continuará con la labor realizada hasta ahora en cauces de ríos, caminos, camberas y senderos. Un equipo de nueve personas dedicó sus esfuerzos hasta el pasado mes de noviembre a dejar los muchos ríos que cruzan el municipio de Los Corrales de Buelna en perfectas condiciones de cara al invierno. La concejala de Servicios Municipales y Medio Ambiente recordó que el trabajo en los ríos se hizo antes del otoño por la necesidad de contar con el visto bueno previo de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para adentrarse en los cauces y hacer una limpieza exhaustiva de norte a sur, siempre en los ríos que pasan por el casco urbano, límite de la autorización.

Se adecentó el cauce del río Rebujas, que atraviesa San Mateo, y del Mortera a su paso por Barros, además del río Muriago, por Los Corrales de Buelna, y el Redondo, por San Andrés. «Un magnífico trabajo, muy intenso, que se ha notado ya en todos los cauces», dijo Fernández Quijano. Se revisaron pistas y caminos que en algunos casos tuvieron que reabrirse con tractores para luego repasarlos con el equipo de peones. Dos vueltas completas a cada pueblo, dijo la concejala.

 

Fotos

Vídeos