Cultura respalda la legalidad del aparcamiento de las Lindes en Suances

Estado actual del aparcamiento que se ha habilitado junto a la Iglesia de las Lindes. /Luis Palomeque
Estado actual del aparcamiento que se ha habilitado junto a la Iglesia de las Lindes. / Luis Palomeque

El informe técnico estima que el estacionamiento recién inaugurado «no es incompatible» con el yacimiento, frente a las críticas políticas que advertían de sanciones

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

La Consejería Cultura respalda la construcción y reciente inauguración del aparcamiento de Las Lindes en Suances, frente a las críticas políticas que alertaban hace unos días de posibles sanciones al Consistorio de hasta 60.000 euros. Un informe de la Dirección General afirma que el estacionamiento, tal y cómo ha sido diseñado, «no es incompatible» con la conservación del yacimiento arqueológico localizado, hace un año, durante los estudios previos para la construcción de esta instalación, por el arqueólogo Javier Marcos. Ya entonces se especuló con que el hallazgo de monedas, cerámicas y diverso material de construcción (tejas ) pudiera estar relacionado con la presencia romana en la villa, y el mítico anhelo de confirmar una sospecha fundada, a Suances como el antiguo Portus Blendium.

Según detalla un informe de la Dirección General de Cultura remitido a este periódico, la construcción del aparcamiento de Las Lindes ha cumplido todos los parámetros de legalidad exigidos en la Ley 11/1998 de Patrimonio de Cantabria. Desde este departamento, dependiente de la Consejería de Cultura, se recuerda que, tras tener constancia de la realización de movimientos de tierra en el entorno próximo a la localización del yacimiento de Huerta de Quintana en el término municipal de Suances (junto a la Iglesia de las Lindes), se decidió «parar la obra» y, como medida preventiva, se realizaron sondeos arqueológicos previos donde se conocía la existencia de estos restos.

A la par, el asunto fue objeto de informe por la Comisión Técnica de Patrimonio Arqueológico y Paleontológico de 14 de diciembre de 2017 y de 19 de abril de 2018, que acordó que se hiciera «un barrido con georadar», que el yacimiento fuera cubierto de nuevo, «con garantías para su conservación y bajo seguimiento arqueológico». Ese mismo informe instó al Ayuntamiento a que se modificara el proyecto «para asegurar los restos», y que la maquinaria empleada fuera la adecuada para la correcta conservación de los mismos, apuntando incluso el empleo de medios manuales. Se ordenó también el seguimiento arqueológico de todos los trabajos. «Finalmente, la Comisión juzgó que la actividad de aparcamiento no era incompatible con la conservación del yacimiento siempre que su uso quedara limitado a vehículos ligeros y motocicletas», subrayan.

«Hicimos lo que nos dijo Cultura y no descartamos, cuando haya dinero, recuperarlo» Andrés Ruiz Moya | Alcalde de Suances

A la par especifican que también se impusieron una serie de medidas complementarias a fin de preservar la conservación de dicho yacimiento. «El objetivo de las mismas ha sido reforzar el cubrimiento de la superficie del aparcamiento aplicando distintas técnicas como cubrición con geotextil añadiendo una capa de zahorra con el objetivo es asegurar la no deformación del terreno y preservar el yacimiento», concluyeron.

«Hicimos lo que nos dijeron»

Ante las críticas por el hecho de tapar de nuevo el yacimiento, el regidor, Andrés Ruiz Moya, recordó que se cumplió «punto por punto» lo marcado por Cultura. «Hicimos lo que nos dijeron siempre», afirmó, tal y como confirma ahora la propia Consejería. Según añadió Ruiz Moya, los restos han sido ya catalogados y no descarta que, en un futuro, «cuando haya dinero» se pueda recuperar de forma adecuada.

Otra de las condiciones impuesta por Cultura y que debe cumplirse, es la limitación de su uso a vehículos ligeros (motos, turismos, furgonetas de pequeño volumen, etc.). Una condición que esta señalizada con un galibo que también ha sido objeto de algunas quejas vecinales, debido a que las furgonetas un poco altas con bacas o tablas de surf no pasan el listón, pero esa es otra historia.

Críticas a la construcción por poner en peligro el yacimiento

El hallazgo de los restos de la Huerta Quintana podría ser un asentamiento romano vinculado a la teoría de que Suances fue el mítico Portus Blendium del que hablan las antiguas crónicas. De hecho, los restos dados a conocer el pasado noviembre no eran los primeros vestigios que se encontraban en el entorno de la iglesia.

Esta misma semana se pronunciaba la formación política Ciudadanos, que habría solicitado «todos los informes» sobre estos trabajos en el Parlamento. Según la formación naranja, que está radicalmente en contra de lo que se ha hecho, el Ayuntamiento «podría ser expedientado» por Cultura con una multa que puede alcanzar los 60.000 euros, aunque estos últimos ya ha dicho que respaldan al Consistorio, por lo que difícilmente les multarán. No obstante, desde Ciudadanos se defiende que el yacimiento está ya catalogado desde los setenta «en el Inventario Arqueológico de Cantabria por los materiales allí encontrados» y que la ejecución se ha hecho de espaldas a los informes de los arqueólogos independientes que «indicaron que no se debían continuar los trabajos». No son los únicos, otros partidos con representación parlamentaria, no así municipal, como Podemos-IU, calificaron la ejecución como «atentado contra el patrimonio histórico».

Pese a ello, el aparcamiento de la polémica ya lleva abierto más de 15 días, se usa y cuenta con todos los parabienes legales, según la administración. Sus 80 plazas 'reversibles' –si algún día se invierte en investigar los restos– seguirán dando un «servicio muy necesario», según el regidor, para atender la demanda de plazas en la zona, con muchas instalaciones de servicios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos