Una «falsa» alerta por contaminación en la playa de Suances enzarza a PRC y PSOE

Una «falsa» alerta por contaminación en la playa de Suances enzarza a PRC y PSOE
Luis Palomeque

Las banderas rojas que ondearon el fin de semana en La Concha, unido a quejas vecinales por «malos olores», hacen saltar las alarmas sobre el estado del agua

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLOSuances

Un par de banderas rojas para acotar sólo 20 metros de playa para el baño en Suances ha dado lugar a una nueva polémica sobre la contaminación que afecta al municipio, además de generar otra trifulca pública entre el secretario del PRC local, Guillermo Blanco y el alcalde de Suances, el socialista Andrés Ruiz Moya. Mientras que Blanco denunciaba el domingo que «la bandera roja de la contaminación» se había instalado de nuevo en este arenal, el regidor lo desmintió ayer y acusó a su adversario político de hacer «un flaco favor» a la hostelería con «falsas alarmas sociales».

La polémica estaba servida ayer en Suances, tras los mensajes públicos que intercambiaron ambos políticos locales sobre el estado del agua del arenal. Unas declaraciones que hacían referencia al cierre de la playa al baño, durante el fin de semana, además del «mal olor y suciedad» que tenía el agua, según se quejaron vecinos y bañistas del municipio.

No obstante, lo cierto es que ni la playa se cerró completamente al baño, ni hubo alerta por contaminación sanitaria. Según la empresa que presta el servicio de socorrismo en el municipio este verano, Aunar Group, solo se acotaron «20 metros» por seguridad de los bañistas y no se recibió ninguna alerta como sí pasó el pasado verano. «Hay un sector de la playa que siempre está balizado. Cruz Roja también lo hacía de este modo en anteriores veranos», explicaron. A la par, los colectivos de surfistas locales confirmaron también a éste periódico que se bañaron sin problemas esos días y que el agua estaba «bien».

El mensaje difundido por Blanco ironizaba sobre la inacción del PSOE ante el problema de la contaminación local, comparando el interés que mostraba el PSOE local y la Dirección Regional de Medio Ambiente -cuyo titular también es de Suances- por la instalación de un buque museo de la Armada en el municipio. Blanco se hacía eco así de las quejas vecinales y de bañistas sobre «el mal olor» que tenía el agua en toda la zona durante el fin de semana, atribuyendo la instalación de la bandera roja «de la contaminación» a este asunto.

El alcalde de Suances no tardó en salir a desmentir este asunto acusando a Blanco y, por extensión a los regionalistas, de iniciar una campaña «contra el sector turístico y la hostelería en las redes sociales», difundiendo para ello «informaciones falsas y sin contrastar», exigiendo una rectificación.

Al margen de la trifulca política, los parámetros de la Concha publicados por Medio Ambiente no ofrecían valores de saturación ese periodo y declaraban el agua «apta». No obstante hay un pero, porque solo se muestran los datos sanitarios de esceritia Coli (orina) o bacterias, no así los industriales que no son públicos ni accesibles. También son contrastables las quejas de vecinos y colectivos sobre la suciedad del arenal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos