La nave del puerto de Hinojedo se convertirá en un centro de usos múltiples

El transitado carril bici de Suances discurre junto a las naves. /Luis Palomeque
El transitado carril bici de Suances discurre junto a las naves. / Luis Palomeque

La Junta Vecinal recibirá una subvención del Gobierno regional para acometer el proyecto que tendrá un coste de 50.000 euros

Sara Torre
SARA TORRESantander

La Junta Vecinal de Hinojedo rehabilitará la nave del antiguo muelle de la localidad, ubicada junto a la rampa del puerto, para convertirla en un centro de usos múltiples enfocado especialmente al uso educativo, con el fin de celebrar en sus instalaciones charlas y diferentes cursos, entre otras acciones que puedan surgir o como expresa el proyecto, «centro educativo e interpretativo de la zona».

El proyecto se llevará a cabo mediante una subvención del Gobierno regional y tendrá un coste aproximado de 50.000 euros, IVA incluido. Como ha explicado la presidenta de la Junta Vecinal de Hinojedo, Zaida Báscones, «ya está todo preparado y la licencia de obra concedida, por lo que los trabajos comenzarán en cuanto se cuente con el permiso y se informe de cómo tramitarlo».

En el proyecto está incluida la nave grande y toda la zona del puerto de Hinojedo, que el Ayuntamiento de Suances pretendía derribar. Se plantea hacer una reparación, por tanto, de la nave principal, de sillería y consolidar la ruina «para que no haya ningún tipo de peligro, así como acondicionar toda la zona para que todo pueda ser visitado y realizar actividades dirigidas tanto al pueblo como a todo el municipio».

La idea de pedir esta subvención por parte de la junta vecinal partió, como explicó la alcaldesa pedánea, porque de no contar con ella, la junta no podría hacer frente a los trabajos, «y el Ayuntamiento de Suances tampoco colaboraba». El interés en rehabilitar este edificio radica en que se trata de instalaciones pertenecientes a «un puerto de hace más de 150 años que fue uno de los más importantes de Cantabria, rivalizando incluso en mercancías con el de Santander», explica Bascones.

El Ayuntamiento de Suances retiró hace tres años el permiso de demolición otorgado a la empresa Azsa para el derribo de varias instalaciones de su propiedad ubicadas en el antiguo muelle de Hinojedo, y tramitó la cesión de la nave y el cargadero para que pasasen a propiedad municipal a la vista de que se trataba de inmuebles que tenian un alto valor patrimonial.

Esta decisión fue comunicada por el alcalde, Andrés Ruiz Moya (PSOE), a los grupos municipales PRC y PP, la Demarcación de Costas y la Junta Vecinal de Hinojedo tras conocer un informe técnico en el que se destacaba el valor patrimonial de algunas de estas instalaciones, de las que ya existe testimonio gráfico en 1875.

El muelle y cargadero de Hinojedo, que está situado en la ría de San Martín de la Arena (entre los municipios de Suances y Torrelavega), fue construido en el siglo XIX por la empresa Real Compañía Asturiana de Minas para dar salida al mineral de zinc y plomo que se extraía en las minas de Reocín. Un ferrocarril unía las minas y el muelle, en el que atracaban pequeños vapores que transportaban el mineral principalmente a Avilés, aunque también se exportaba al extranjero, por ejemplo a Inglaterra y Bélgica.

A mediados del siglo pasado pasó a manos de Asturiana de Zinc.

En el puerto de Hinojedo llegaron a fondear a finales del siglo XIX hasta 300 embarcaciones de vela y vapor para cargar minerales y otros productos, por lo que según ha señalado la presidenta de la Junta Vecinal de Hinojedo, estas instalaciones «deben ser preservadas como testimonio de una parte muy importante de la historia y de la tradición marítima del municipio».

Edificios públicos

El Gobierno regional publicó en marzo de este año en el Boletín Oficial de Cantabria la convocatoria dirigida a ayuntamientos y juntas vecinales que tuvieron de plazo hasta abril para solicitar sus solicitudes y poder acogerse a los 2 millones en ayudas a la rehabilitación de edificios públicos municipales.

Esta ayuda se creaba concretamente para financiar gastos de inversión que tengan por objeto obras de rehabilitación, reforma, reparación, conservación, mantenimiento y mejorar de edificios públicos de titularidad municipal

Se incluyen en estas ayudas los gastos destinados tanto al uso general como al funcionamiento operativo de los servicios municipales y, complementariamente, hasta un determinado porcentaje, las inversiones en obras de urbanización y reurbanización de su entorno, los honorarios de los profesionales intervinientes, así como los costes de redacción de los proyectos, informes técnicos y certificados necesarios.

Cada ayuntamiento o junta vecinal solicitante podía acceder a un importe máximo de 50.333 euros. La mitad de la subvención o el porcentaje mayor se abonará este año y la otra mitad o la cantidad restante irá con cargo a la anualidad siguiente.

Como norma general, las obras tendrán que realizarse en los cuatro meses siguientes a contar desde la fecha de adjudicación del contrato de obras y se mantiene la limitación que impide repetir dos años consecutivos a los municipios que resultaron beneficiarios de estas ayudas el pasado año.

Por contra, aquellos ayuntamientos o entidades locales que recibieron la subvención en la primera orden, celebrada en el año 2016, sí podrían presentarse a la convocatoria de este año, que la se excluyen los inmuebles educativos y sanitarios, que ya disponen de otras vías de financiación. En lo que respecta al pueblo de Hinojedo, además de esta obra, el Gobierno regional ha concedido una subvención para remodelar una de las calles principales, la Avenida Monseñor del Val.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos