El nuevo aparcamiento de Suances y el yacimiento romano «son compatibles»

Las obras en el momento de ser paralizadas a inicios del pasado otoño junto al templo de Las Lindes. /Luis Palomeque
Las obras en el momento de ser paralizadas a inicios del pasado otoño junto al templo de Las Lindes. / Luis Palomeque

Cultura confirma al Consistorio que si se cumplen los requisitos, es posible hacer el aparcamiento y conservar «a la vez»

Sara Torre
SARA TORRESantander

El Ayuntamiento de Suances ha iniciado, esta semana, las prospecciones del subsuelo en la finca junto a la Iglesia. Según informó el Consistorio, el informe de la Comisión de Patrimonio Arqueológico confirma la posibilidad de compatibilizar el aparcamiento que está proyectado, con 110 plazas, con la conservación de los restos arqueológicos de origen romano y que, en un principio, se especuló con que pudiera tratarse de vestigios del Portus Blendium.

Según confirmó ayer el Ayuntamiento, se ha comenzado una serie de estudios y prospecciones del subsuelo de la finca situada junto a la iglesia de Las Lindes en Suances mediante técnicas geofísicas (georradar). El objetivo: «localizar posibles vestigios y obtener un plano general de las estructuras enterradas y una mejor caracterización de todos los restos que puedan encontrarse en la zona».

Así lo explicó ayer el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, quien señaló que la actuación se enmarca dentro del informe remitido por la Dirección General de Cultura y elaborado por la Comisión de Patrimonio Arqueológico de Cantabria, en relación al proyecto de ejecución de un aparcamiento de más de un centenar de plazas en esta zona. Y es que los informes remitidos por los expertos «confirman que, si se cumplen una serie de requisitos y exigencias, es posible compatibilizar el uso de la finca como estacionamiento con la conservación de los posibles restos arqueológicos», resumen en un escrito.

Las obras se paralizaron en septiembre de 2017, tras hallarse restos arqueológicos romanos

De esta forma, tras esta fase de análisis e inventariado (que ha incluido la revisión de la terrera) en la zona de excavación arqueológica será necesaria, una vez asegurada la conservación de los restos según la Ley de Patrimonio cultural, cubrir el área con geotextil antes de aplicar cualquier recubrimiento, de tal forma que en un futuro pueda llevarse a cabo el proyecto de extracción de las piezas.

Asimismo, el informe remitido por Cultura incluye diversos puntos de obligado cumplimiento durante la ejecución de la obra. Por último, también se indica en el informe que, una vez finalizado el aparcamiento, su uso se limitará a vehículos ligeros (turismos y motocicletas).

Ruiz Moya añadió ayer que, desde un primer momento, el Ayuntamiento ha defendido la necesidad de preservar los restos que pudiesen aparecer, pero también ha entendido que en estos momentos llevar a cabo un proyecto de ese tipo era económicamente inviable, al mismo tiempo que es más que evidente la importancia de ampliar las plazas de estacionamiento en una zona de gran afluencia de personas ya que se aglutinan diferentes servicios, como son los centros educativos o las nuevas instalaciones deportivas (gimnasio y piscina).

Por eso, desde el Consistorio han acogido con buen grado la opción planteada desde Cultura, que combina la garantía de conservación con el uso público presente.

Paralización de la obra

Las obras de construcción de este aparcamiento, de unas 110 plazas, se paralizaron el pasado mes de septiembre de 2017. El motivo, que el estudio arqueológico previo de las zona se topó, junto a la iglesia parroquial, con lo que podrían ser los únicos restos existentes del antiguo Portus Blendium. Así se afirmó desde el Ayuntamiento tras los primeros informes técnicos firmados por el arqueólogo Javier Marcos, que dataron los hallazgos en época romana.

La historia ubica el Portus Blendium romano en la actual localidad de Suances, pero los restos arqueológicos hallados hasta la fecha, entre los que se encuentran monedas y elementos cerámicos, solo permiten constatar la presencia romana en la zona, no fijar el asentamiento. Ahora, el estudio de este hallazgo deberá determinar su relevancia sobre el conocimiento de esta época histórica y del puerto romano ubicado al occidente de Santander.

La finca del aparcamiento en la calle Quintana, se utilizaba hasta ahora para aparcar y acogía la celebración de las fiestas de la Virgen de las Lindes, en verano.

Dada la necesidad de estacionamiento en el núcleo urbano en la zona, desde el Ayuntamiento siempre se ha deseado que los trabajos fuesen compatibles con la conservación y datación de los restos arqueológicos.

Temas

Suances
 

Fotos

Vídeos