La Policía Local de Corrales contará con un radar de velocidad a partir de mayo

La Policía Local contará desde mayo con un radar/Nacho Cavia
La Policía Local contará desde mayo con un radar / Nacho Cavia

El Cuerpo inicia una nueva etapa donde su nuevo responsable, Tomás Gutiérrez, quiere acabar «con que como esto es un pueblo, vale todo»

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

Tomás Gutiérrez, nuevo responsable de la Policía Local de Los Corrales de Buelna tras la jubiliación del sargento Ricardo Fernández, ha adelantado la puesta en marcha de nuevas iniciativas que pretenden mejorar la situación del tráfico en el casco urbano, explicar al ciudadano la actividad de los agentes en el día a día, contabilizar las llamadas que se reciben y la respuesta que se da o acercar la labor policial a los vecinos. La intención, dijo es «dar transparencia y claridad a nuestro trabajo, logrando una presencia participativa en las calles».

Adelantó que uno de los primeros pasos será trabajar para ir eliminando los puntos negros de tráfico en el municipio y afirmó que, en ese sentido «se va a acabar esa impresión de que como esto es un pueblo vale todo, no es así y hay que respetar las reglas para que vivir en Los Corrales sea más cómodo para todos», conductores y peatones.

Entre las novedades, la Policía contará con un radar de tráfico a partir del mes de mayo. De momento, esta semana se está aplicando la campaña de la Jefatura Provincial de Tráfico sobre vigilancia del uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantiles.

También anunció una «guerra al aparcamiento en doble fila», una de las preocupaciones de los vecinos en calles como Felisa Campuzano o Andalucía: «habilitaremos zonas de aparcamiento para un corto periodo de tiempo en lugares donde se requiere una parada rápida, pero no consentiremos aparcamientos en doble fila por sistema». La Policía Local irá anunciando cada semana los objetivos propuestos para ese tiempo y en qué puntos se hará especial hincapié e incluso en los que habrá tolerancia cero, dijo, «porque el objetivo no es sancionar más, sino un mayor cumplimiento de las normas de tráfico».

Un Cuerpo que, reconoció, necesitará la inclusión de nuevos agentes, ante la pérdida progresiva de policías, y también de medios materiales. En este sentido, en unos días se incorporará el nuevo vehículo contratado por el Ayuntamiento para la Policía. «A veces nos vemos desbordados por la intensa actividad que tenemos que acometer cada día y eso lleva a que nos puedan achacar en ocasiones tardar en la atención a un caso concreto que no requiera prioridad, pero es que no siempre podemos estar en todos los frentes a la vez», explicó. Puso el ejemplo de lo sucedido hace unos días, con la aparición de una persona fallecida en su hogar y, a la vez, un aparatoso accidente de tráfico que requirió la realización de un control de alcoholemia, «dos circunstancias coincidentes con dos agentes en servicio». Aun así se atendieron los dos casos y se ha diligenciado la correspondiente sanción.

También se incorporará un nuevo programa informático para registrar todas las llamadas que se reciben en Jefatura, qué se pide y qué tiempo de respuesta. A partir de ahí se harán públicos los datos del número de llamadas y motivos genéricos, además del tiempo de respuesta policial. Apuntó que solo en los días de las inundaciones la Policía recibió más de 400 llamadas.

Control e informes de tráfico, expedientes de convivencia, participación en los programas de violencia de género, seguimiento de personas y controles de reinserción, licencias urbanísticas, señalización o educación vial son algunas de las responsabilidades de un Cuerpo en proceso de modernización.