Los restos encontrados en un pueblo de Palencia son del vecino de Tanos desaparecido en junio

Los restos encontrados en un pueblo de Palencia son del vecino de Tanos desaparecido en junio

La Guardia Civil, que ha confirmado a la familia que el cráneo localizado pertenecía a José Luis Roiz, sigue investigando la causa de la muerte

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Los restos óseos hallados el pasado fin de semana en un paraje próximo a la localidad palentina de Areños pertenecen a José Luis Roiz Sordo, el vecino de Tanos que desapareció el pasado verano en esta zona cuando salió a buscar setas y ya no regresó. La Guardia Civil ya se ha puesto en contacto con sus familiares para confirmarles que los análisis realizados no dejan lugar a duda.

Todas las evidencias ya apuntaban en esta misma dirección. Después de que la propia hermana de Roiz localizara el pasado sábado el cráneo estudiado por los forenses se puso en marcha un operativo de búsqueda por las inmediaciones y se hallaron más pruebas. Por ejemplo, un pantalón que pertenecía a este hombre de 52 años y que tenía un móvil en uno de los bolsillos.

También una mandíbula inferior que, en un análisis preliminar, podría coincidir con el historial dental del fallecido aportado por su familia. Una vez confirmado su identidad, el cuerpo armado continúa la investigación para tratar de determinar cuál fue la causa de la muerte.

Los restos humanos aparecieron en un paraje próximo a la localidad palentina de Areños, cerca de donde hace meses se dio por desaparecido al Roiz Sordo, cuando salió a buscar setas y ya no regresó. Esta semana se ha montado un operativo, desplazándose al lugar varias patrullas de Seguridad Ciudadana, personal del Servicio Cinológico y el equipo de Policía Judicial, para seguir buscando pistas en la zona mientras se analizaban los primerosencontrados y conocer las posibles causas del fallecimiento.

Fue el 22 de junio de 2018 cuando se perdió la pista de José Luis Roiz, después de salir a dar un paseo por los alrededores del municipio de La Pernía. Según señaló en su día el alcalde pedáneo de Areños, Abel Collado, el cántabro había ido al pueblo con su madre para pasar el fin de semana con ella antes de regresar a Torrelavega, donde residía y adonde se fueron sus padres desde Areños. El hombre salió de la casa que su familia materna tiene en el pueblo sobre las 18.30 horas, con la intención de dar un paseo por el monte, pero la tardanza en regresar hizo que su madre le llamara por teléfono, que daba señal pero sin respuesta. Al parecer, José Luis había mandado con su móvil fotografías de setas a un familiar en torno a las 19.30 horas.

Este lunes, Abel Collado ha señalado a El Norte de Castilla que fue una hermana del hombre desaparecido y su marido quienes encontraron el cráneo en unas tierras cerca del río y dieron aviso a la Guardia Civil, si bien el alcalde pedáneo de Areños ha insistido en que ello no significa que los restos humanos hallados correspondan a los de José Luis Roiz Sordo y ha recalcado que por el momento no saben nada más al respecto, a la espera del análisis y la posible identificación de los restos localizados.