La romería montañesa de Cohicillos demuestra el tirón de San Cipriano