Santillana celebra su primer pleno con el nuevo equipo de gobierno tripartito

La Corporación municipal de Santillana está compuesta por once concejales. :: DM/
La Corporación municipal de Santillana está compuesta por once concejales. :: DM

En la sesión de carácter extraordinaria se aprobó una modificación de crédito de 127.800 euros que cuestionó la oposición de PP y AVI

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

El equipo de gobierno en Santillana del Mar, compuesto por las agrupaciones de PSOE, PRC y el concejal de Ainsa, aprobó ayer en un pleno extraordinario una modificación presupuestaria de 127.800 euros mediante transferencias de crédito entre distintas áreas de gasto. La propuesta salió adelante con la abstención de los dos concejales de AVI y el voto en contra del PP, tras cuestionar la «improvisación» de la medida y el que se detraiga efectivo de partidas previstas para la provisión de personal. El regidor, Ángel Rodríguez, aclaró que se trata de «dinero proveniente de sueldos de personal cuyas plazas no se han convocado como las de tres policías».

El montante total «se invertirá en asuntos relacionados con la cultura, el turismo, obras e infraestructuras o parques y jardines», resumió el equipo de Gobierno tripartito, tras la incorporación reciente del edil de Ainsa.

La propuesta no convenció al portavoz de Alternativa Vecinal Independiente (AVI), Agustín García, quien acusó al alcalde de «improvisación». El edil consideró insuficiente el dinero destinado al mantenimiento de infraestructuras (4.500 euros), o para parques y jardines (4.000)». También criticó que se inviertan 5.500 euros «para pagar sus sueldos y órganos de gobierno» y cuestionó el gasto en pirotecnia «favoreciendo a algunas comisiones de fiestas por encima de otras».

Un argumento similar empleó la portavoz del PP, Lucía Bedia, quien discrepó por el aumento de algunas partidas de gasto y dejó claro que falta «previsión».

Se trata de la primera sesión que se lleva a cabo con el concejal de Ainsa en el equipo de gobierno, que en un principio estuvo formado por los cuatro concejales del PSOE y los dos del PRC, que ya de por sí formaban la mayoría absoluta. El aún portavoz del PRC, Javier González -que ha sido crítico con la incorporación de ese edil- mantuvo la disciplina de voto, pero insistió en que el pacto ha sido una maniobra por si le apartan del equipo de gobierno «al ser la nota discordante».