Los socorristas de Suances logran la concesión para todo el verano

La bandera roja ondeó durante varias horas en señal de protesta./Luis Palomeque
La bandera roja ondeó durante varias horas en señal de protesta. / Luis Palomeque

El Ayuntamiento aprueba adjudicar el servicio definitivamente a Aunar Group en una reunión de la Mesa de Contratación tras la presión ejercida por la empresa

Sara Torre
SARA TORRESantander

«Hemos decidido que la concesión sigue en pie y pedimos tranquilidad, normalidad y que se preste el mejor servicio para los ciudadanos». Con estas palabras zanjó ayer el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, la polémica sobre si Aunar Group seguiría o no al frente del servicio de socorrismo y salvamento de las playas de Suances.

Lo hizo al término de una reunión de la Mesa de Contratación habilitada a tal efecto, que dirimiría, según explicó, si se había presentado toda la documentación exigida para poder otorgar de forma definitiva el servicio, «que hasta ahora funcionaba con un contrato menor» y que había sido objeto de polémica, especialmente al difundirse la semana pasada que un pescador había sacado en su barco a tres de los trabajadores de una zona de fuertes mareas y al denunciar un extrabajador las «precarias condiciones» en las que explicaba que trabajaba en la empresa.

«Hay que olvidarse de todo lo pasado, hacer borrón y cuenta nueva y confiar plenamente en la empresa», dijo el alcalde, que añadió que «vamos a esperar, confiar y desear sobre todo que se preste un buen servicio y redunde en beneficio de todos los usuarios de las playas». Así, reiteró su petición de que «todo esto que ha salido últimamente se olvide por parte de todos». Pero también pidió que «por parte de la empresa, se haga el máximo esfuerzo» y de hecho aseguró que «la empresa se ha comprometido a hacer el mejor servicio y el Ayuntamiento se encargará de ello».

«Hay que hacer borrón y cuenta nueva y confiar plenamente en la empresa» Andrés Ruiz Moya Alcalde de Suances

«Sabemos que el listón está alto pero vamos a prestar el mejor servicio posible» Bernardo Suárez Coordinador de Aunar en Suances

En la mañana de ayer, algunos de los socorristas de Suances, acompañados de su coordinador, Bernardo Suárez, acudieron al Ayuntamiento a pedirle al alcalde explicaciones argumentando que aún no se había formalizado ningún contrato y por tanto no contaban con seguro de responsabilidad civil. Además, consideraban que desde el Ayuntamiento se estaba «saboteando» su servicio. El regidor en ese momento estaba reunido con otros alcaldes de la zona y pusieron una instancia de manera formal. Seguidamente, izaron en todas las playas de Suances la bandera roja en señal de protesta y la cambiaron por la verde cuando conocieron la resolución de la adjudicación definitiva.

Luis Palomeque

Aunque en un primer momento tenían pensado establecer servicios mínimos, consideraron cambiar de idea «por el bien de los bañistas», como explicó Suárez.

Sobre la resolución conocida ayer, el coordinador consideró que «hablando se entiende la gente» y expuso que «no es plato de buen gusto tener que presionar así». A continuación, reiteró que desde la empresa van a «prestar el mejor servicio posible». «El listón está alto, porque Cruz Roja Suances lo ha hecho m uy bien, pero se va a intentar hacer por lo menos igual», dijo.

Durante las últimas décadas, Cruz Roja se había encargado de este servicio en Suances, pero este año, que salió por primera vez a a licitación, como explicó el alcalde, «en atención a la nueva ley de contratos», Aunar Group la superó en 29 puntos, por lo que la decisión sobre quién sería la adjudicataria tenía poco de discrecional. «Si no llegamos a respetar el concurso, iríamos directos a los juzgados», ha reiterado el alcalde durante estos días de polémica.

El servicio de socorrismo se seguirá prestando, por tanto, por parte de Aunar Group hasta el mes de septiembre, cuando finalice la temporada de playa, en horario de 11.30 horas a 19.30 horas. En la última quincena de septiembre, sólo habrá servicio los fines de semana, igual que en años anteriores.

Le empresa catalana empezó a operar en Suances a principios de este mes y los vecinos la recibieron con recelo, como consecuencia de la sanción que le impuso el verano pasado el Ayuntamiento de Santander, de 24.663 euros por incumplimientos «graves y leves». El tribunal desestimó recientemente el recurso que Aunar puso contra la decisión del Ayuntamiento y no sólo eso sino que la condenó a pagar las costas del juicio y ya no cabe recurso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos