«O me dan una solución o va a ser muy gorda la que va a pasar»

Una de las inundaciones recientes del asador El Álamo de Suances. :: Dm/
Una de las inundaciones recientes del asador El Álamo de Suances. :: Dm

El propietario del asador El Álamo de Suances exige responsabilidades al Ayuntamiento tras sufrir tres inundaciones en lo que va de mes

Sara Torre
SARA TORRESantander

«Ya no podemos con más, esto es tremendo. El local ya se ha inundado tres veces en el mes de julio». Daniel Ruiz, propietario del asador El Álamo de Suances, exige responsabilidades al Ayuntamiento y opina que el Consistorio actualmente «no tiene ningún problema mayor que las inundaciones en la zona de El Espadañal».

La última, que tuvo lugar esta semana, colmó la paciencia de Ruiz. Tal es así que cruzó su coche en medio de la carretera general para llamar la atención y lograr que «alguien me hiciera caso». «Como si me llevaban a la cárcel», asegura desesperado y convencido de que va a denunciar la situación «al nivel que sea». «La cuestión es que no voy a permitir que vuelva a suceder. O me dan una solución inmediata o va a ser muy gorda la que va a pasar», advierte.

Ruiz, que ha contratado los servicios de un ingeniero de Caminos, asegura que su zona «no es inundable porque la cota está a más de un metro por encima de la playa y que el problema viene porque la carretera, que está un poco más alta, hace de presa». «Resulta desesperante cuando ves que la zona del Álamo está inundada y en la opuesta no hay ni una gota de agua».

Según el propietario, esta situación se ha producido durante años, pero se ha agravado en los últimos meses. Un problema que además se ve afectado por el cierre de una tubería de desagüe que parte del parque de El Espadañal y sale a la playa. «Como algunos vecinos se han quejado de que huele mal, se encuentra cerrada y solo se abre cuando ya estamos inundados».

Al respecto, el alcalde de Suances, Andrés Ruiz Moya, dice que El Álamo «se ha inundado toda la vida y que su propietario no ha tomado ninguna medida». «El equipo de gobierno se ha molestado en elaborar al menos un proyecto y actualmente el Ayuntamiento colabora con el Gobierno regional a fin de construir un emisario hacia la playa de La Concha. Se trata de una obra que cuesta 102.000 euros y que servirá también para evitar la situación de muchas familias de la zona a las que se le inundan las viviendas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos