Suances anuncia el inicio de las obras de la senda de Tagle

Suances anuncia el inicio de las obras de la senda de Tagle

El carril peatonal unirá el barrio de la Gerra con la cercana localidad costera en el mismo municipio

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

El Ayuntamiento de Suances anunciaba, esta semana, el inicio de las obras de construcción de una senda peatonal que unirá el kilómetro y medio que une el pueblo de Suances arriba con la localidad costera de Tagle. Unos trabajos con los que se pretende mejorar la seguridad de los viandantes, dando al mismo tiempo respuesta a las demandas y necesidades vecinales.

En esta línea, desde el Ayuntamiento de Suances se hacía hincapié esta semana en que se trata de una ruta muy frecuentada por los vecinos, pero que hasta el momento carece de acera o zona peatonal, por lo que presenta un recorrido «incómodo y peligroso» para ellos. «Esto hace aún más necesario ejecutar esta actuación que mitigará la inseguridad que existe en la actualidad para los peatones», precisó el alcalde Andrés Ruiz Moya.

Asímismo, la actuación permitirá mejorar la comunicación y accesibilidad entre los pueblos del municipio, mejorando la conexión interna e incentivando la movilidad sostenible.

El proyecto

El proyecto de obra ha sido adjudicado por un importe de 198.057 euros, y se enmarca dentro de las obras propuestas dentro del denominado Decreto 50 de la Consejería de Obras Públicas, mediante el cual el Ejecutivo financia un 70% del importe global y el Consistorio el 30% restante. En este caso, y gracias al remanente de tesorería municipal, desde el Consistorio se ha optado por mejorar las inversiones previstas, ampliando el margen del plan.

En cuanto a las características del proyecto, el Ayuntamiento explica en un comunicado que, el mismo, contempla la construcción de una senda peatonal que unirá el barrio de La Gerra (en Suances) con el de Llanda (en Tagle). Desde el inicio se desarrolla en la margen derecha, hasta las proximidades de la rotonda, donde se cruza al margen izquierda hasta unirse con la senda peatonal ya existente.

Según ha detallado el propio Ruiz Moya, la senda, que tendrá una amplitud de 2 metros, estará separada de la calzada mediante una banda sonora y bolardos flexibles, que dotarán de más seguridad a la misma.

Además, en una pequeña zona de alrededor de 40 metros se construirá un paso voladizo en madera, dada que la elevada pendiente del terreno dificulta el relleno.

Plan regional

Ruiz Moya ha detallado, además, que este proyecto se enmarca dentro de las subvenciones solicitadas dentro del Plan Regional de Inversión Local y que incluye otros dos proyectos: la primera fase de remodelación del Paseo Marítimo y la reurbanización de la calle Monseñor del Val. Así, las actuaciones estarán subvencionadas por el Gobierno regional y también contará con financiación municipal.

Asimismo, el alcalde ha señalado que se trata de proyectos «ambiciosos e importantes» para el municipio. Pero además quiso destacar que este tipo de iniciativas «ayuda a consolidar y crear puestos de trabajo, un aspecto fundamental a tener en cuenta».

Por último, el regidor recordó que, según recoge la orden de subvenciones, los proyectos subvencionados deberán iniciarse durante el año 2018 y estar finalizados completamente en el 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos