Suances prepara 30.000 euros para limpiar las playas tras las inundaciones

Algunos vecinos se alarmaron cuando vieron el humo salir de la playa. :/DM
Algunos vecinos se alarmaron cuando vieron el humo salir de la playa. : / DM

Es la última opción tras haber pedido ayuda externa y después de un intento de quema que falló porque la madera estaba mojada

Sara Torre
SARA TORRESantander

Ni tras pedir ayuda externa, ni después de un intento de quema de los palos y troncos han conseguido eludir el gasto que finalmente tendrá que acometer Suances para limpiar sus playas, tras las últimas inundaciones. El Ayuntamiento aprobó ayer, por unanimidad, una modificación presupuestaria que unida a otra partida, servirá para aunar los 30.000 euros que se calcula costará el servicio.

Y en cuanto al plazo, se prevé que los trabajos comiencen en «unos diez días», como explicó el alcalde, Andrés Ruiz Moya, que puntualizó que «tenemos mareas vivas con un coeficiente de mareas muy alto, por lo que no hay que precipitarse». Lo importe, que los arenales estén en perfecto estado de revista de cara a la Semana Santa.

Sobre las opciones que se barajaron primero, el alcalde criticó que pese a que lo que la playa recibe es lo que trae la ría San Martín del Saja-Besaya, «siguen obligando al Ayuntamiento a asumir el gasto», y de la quema dijo que se hacía en otros tiempos.

La portavoz del PRC, Zaira Báscones, criticó duramente el intento de quema, considerándolo un «gravísimo error» por el que dijo que en Suances, toda la gente con la que ha hablado del tema «se ha llevado las manos a la cabeza», y aseguró que todavía había algunas hogueras activas cinco días más tarde de encenderlas, «con el consiguiente peligro para los niños que juegan en el entorno».

Por su parte, el portavoz popular, Paulino Martín, recalcó que «uno de los mayores activos de Suances son sus playas», por lo que desde un inicio adelantó que su grupo apoyaría la medida.

Dique de San Martín

En el pleno, se aprobó además, también por unanimidad, instar al Gobierno regional a la reparación del dique en el barrio San Martín, algo que el equipo de gobierno explicó que ya había hecho previamente. Y según indicó el alcalde, el mismo día de las inundaciones, el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, llamó al consejero de Obras Públicas, José María Mazón, para que comenzara con las gestiones oportunas, pero el responsable de la Consejería se dio cuenta de que no era de su competencia.