Urbanismo dictamina la expropiación de terrenos para glorieta del Alto Pedroa

N-611 a su paso por Requejada/
N-611 a su paso por Requejada

La glorieta dará servicio a las viviendas de la zona y mejorará los accesos al barrio de Mijares y a Miengo

EFEPolanco

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Polanco ha dictaminado el proyecto de expropiación, por tasación conjunta, de los terrenos necesarios para construir una glorieta en el Alto de Pedroa, en la antigua carretera nacional N-611.

Según señala el Ayuntamiento en una nota, la glorieta dará servicio a las viviendas de la zona y a la nueva urbanización prevista, y servirá para mejorar los accesos al barrio de Mijares y a Miengo.

Su construcción está contemplada en el Plan General de Ordenación Urbana de Polanco y la financiará una empresa inmobiliaria interesada en levantar una urbanización de nuevas viviendas en la zona.

La empresa inició la tramitación del proyecto hace más de una década y en este tiempo ha pasado por diferentes reformados que han retrasado su inicio.

El concejal de Urbanismo, Felipe Tapia, ha explicado que las expropiaciones afectan a tres propietarios, dos particulares y la propia empresa inmobiliaria.

Una vez dictaminada la tasación de los terrenos el Ayuntamiento les enviará la hoja de aprecio con la valoración de los bienes a ocupar, que en conjunto suponen unos 14.000 euros, para que la acepten o presenten alegaciones.

Tapia destaca que la construcción de la glorieta es necesaria para poder ejecutar la promoción de viviendas, y por ello la empresa ha presentado el proyecto de compensación que fue aprobado en junio de 2017, y también el proyecto de urbanización.

También se ha tramitado el propio proyecto de la glorieta y se ha obtenido el visto bueno del Ministerio de Fomento, ya que la rotonda ocupará parte de la antigua carretera nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos