El Ayuntamiento de Camargo contrata a un vigilante de seguridad para atender las llamadas de la Policía Local

Los policías locales de Camargo protestaron por su situación laboral ante la alcaldesa en el último pleno de la pasada legislatura./
Los policías locales de Camargo protestaron por su situación laboral ante la alcaldesa en el último pleno de la pasada legislatura.

El sindicato CSIF denuncia que la mejora del programa informático la lleva a cabo una persona no funcionaria que realiza trabajos en beneficio de la comunidad, impuestos por un juez | La alcaldesa justifica esta medida «ante situación de bajas masivas»

DM .
DM .Santander

El sindicato CSIF ha denunciado que las llamadas de la Policía Local son atendidas por un vigilante de seguridad privado, que está realizando funciones públicas que corresponde «exclusivamente» a los funcionarios de carrera al servicio de la Administración local.

El sindicato sostiene que no es la única decisión «conflictiva» que «ha tomado el jefe de Policía con respaldo de la Alcaldía». Así, además de la sustitución de policías por vigilantes privados en la atención de la centralita, denuncia «la adjudicación de horas extraordinarias sin control a policías afines».

También la «supuesta mejora» del programa informático policial a cargo de una persona no funcionaria que realiza trabajos en beneficio de la comunidad, impuestos por el juzgado, que «según el jefe, puede cumplir condena en dicho puesto, accediendo con total vulnerabilidad a los datos personales, no solo de los funcionarios sino de todos los ciudadanos».

Csif afirma que la Policía Local de Camargo, con una plantilla «muy por debajo del número de efectivos que exige la ley (cuenta con 24 funcionarios en la actualidad cuando deberían de estar por encima de 50 efectivos)», tiene «las peores condiciones laborales y retributivas de toda la región».

«La Policía Local de Camargo se encuentra desbordada de trabajo, desmotivada, y sin un referente que dirija sus actuaciones con objetividad y criterio profesional. Estas circunstancias están haciendo que la plantilla municipal no sólo decrezca por la jubilación anticipada de sus efectivos, sino porque no se cubren las pocas plazas que se crean, y las que se ocupan al poco tiempo quedan vacantes, porque, una vez formados, se van a cualquier otra localidad vecina, cuyas condiciones laborales son mejores«, denuncia Csif en un comunicado de prensa.

Ciudadanos pide explicaciones

Ante esta denuncia del sindicato policial, el concejal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Camargo, Miguel Laso, ha pedido al bipartito PRC-PSOE «explicaciones acerca de lo que está ocurriendo en el seno de la Policía Local» después de que el sindicato CSIF haya denunciado «lo que entiende como una privatización de este servicio».

«En Navidades ya vimos cómo se introdujo personal procedente del sector de la seguridad privada para hacer las funciones que realiza la Policía Local«, ha recordado Laso, que ha manifestado que »en una ocasión puntual, se puede considerar como una excepción para salir del paso«. Sin embargo, «cuando ocurre por segunda vez, ya hablamos de inoperancia del equipo de Gobierno», ha criticado.

«Los partidos que gobiernan Camargo actúan con celeridad si de lo que se trata es de subirse el sueldo», ha subrayado el concejal de Cs, que ha pedido «la misma rapidez y eficiencia» para «resolver» los problemas del personal municipal. «Hay que dedicar más esfuerzos a reforzar el trabajo de nuestra Policía», ha sostenido Laso, ya que «estos profesionales llevan tiempo llamando la atención acerca de la excesiva carga de trabajo para una plantilla insuficiente».

Contestación de la alcaldesa

La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, ha considerado «intolerables y alejadas de toda realidad» las afirmaciones realizadas por el sindicato CSIF y Ciudadanos sobre la Policía Local, y ha asegurado que el Ayuntamiento de Camargo «no está privatizando nada, sino que simplemente ha tomado una medida que la ley contempla ante situaciones de bajas masivas«, situación que ya se repitió la pasadas navidades.

La regidora socialista sale así al paso de la denuncia de Csif. «Se ha dado respuesta a una situación excepcional ante las numerosas bajas médicas, y hemos contratado los servicios de una persona de seguridad privada cuya única labor ha sido la de derivarlas llamadas que se recibían a la Guardia Civil, para asegurar así que los vecinos estén atendidos en todo momento y que la seguridad en el municipio quede garantizada pese a este tipo de situaciones«, ha indicado.

«Tal vez CSIF prefiera que los vecinos al llamar a comisaría por cuestiones de emergencia se queden sin ser atendidos, pero nosotros no vamos a permitir eso, como tampoco se permitió el pasado mes de diciembre cuando se dio una situación similar», ha aseverado.

Respecto a la situación de la plantilla de la Policía Local, Bolado ha contestado a Csif que la oferta de empleo público aprobada en febrero de este año tras la negociación con los sindicatos «ya recoge la previsión de las bajas del cuerpo de la Policía Local por la aplicación de los coeficientes de jubilación anticipada», e incluye dos plazas de promoción interna y una de movilidad de oficiales, y cinco plazas de turno libre y una de movilidad de agentes.

Bolado también ha replicado a CSIF que «no se pueden realizar incrementos retributivos a la carta, como pretende este sindicato, dejando a otros trabajadores de la plantilla municipal de lado» y ha recordado que el equipo de Gobierno (PSOE-PRC) lleva en su acuerdo de legislatura la elaboración de una nueva valoración de puestos de trabajo.

«Lo que no vamos a hacer es privilegiar unos departamentos por encima de otros, porque tenemos que empezar por mejorar las condiciones de aquellos trabajadores que menos cobran», ha reiterado.

La regidora también ha querido defender la labor del jefe de Policía, e incidir en que sí se están pagando las horas extra a aquellos agentes que las realizan, si bien «los policías están en su lógico derecho a realizarlas o no realizarlas».

Igualmente, ha opinado que «presionar al equipo de Gobierno protagonizando concentraciones de protesta -como la del último pleno de la pasada legislatura y la del primero de ésta- no es la mejor manera de mostrar un talante negociador, menos aún cuando se les ha tratado de ayudar haciendo todo lo que está en nuestra mano«, afirma Bolado en un comunicado de prensa.

También ha criticado «el oportunismo» del partido Ciudadanos que «repite los mismos argumentos alarmistas de Csif para tratar de hacer política, de la misma manera que en la pasada legislatura ejerció de vocero de esa parte de la Policía Local para intentar arremeter contra el equipo de Gobierno».

Por ello les ha pedido «más responsabilidad», ya que «ahora como cargos electos que son deben velar por el interés de todos los trabajadores del Ayuntamiento y de todos los vecinos, no sólo el de sus afines».

Finalmente, les ha sugerido «que no vengan a dar lecciones ni a hacer demagogia sobre los sueldos», ya que «nosotros hemos tardado cuatro años en actualizar nuestras retribuciones frente a la rebaja del 25% que nos aplicamos en 2015, mientras que ellos parece que sólo están interesados en el sueldo de su portavoz y en las asignaciones de su grupo municipal».