El Ayuntamiento de Camargo denuncia el robo de más de dos kilómetros de cable

El carril bici de Parayas ha sido una de las zonas afectadas por el robo de cable. /Se quintana
El carril bici de Parayas ha sido una de las zonas afectadas por el robo de cable. / Se quintana

La sustracción ha afectado a los barrios de Ladredo, Monasterio, La Cerrada, el carril bici de Punta Parayas y la plaza María Blanchard

DM
DMSantander

El robo se ha centrado en varias zonas del municipio como el barrio Ladredo, el de Monasterio, el de La Cerrada, el carril bici de Punta Parayas o la urbanización plaza María Blanchard. Los ladrones al menos se han llevado dos kilómetros de cable. Es lo que ha denunciado ante la Guardia Civil el Ayuntamiento de Camargo.

El concejal de Servicios Municipales, Ángel Gutiérrez, ha señalado hoy en una nota de prensa que el Consistorio está trabajando para reponer a la mayor brevedad posible este cableado de cobre y para que estos hechos ocasionen las menores molestias a los vecinos.

También ha estimado que el coste de la reposición de este material será de unos 4.000 euros, más la mano de obra, y ha detallado que ha sido el pasado 24 de mayo cuando se ha tenido constancia de este robo y que se desconoce desde cuándo puede estar ocurriendo, debido al método utilizado por el autor o los autores.

Sin dejar rastro

Gutiérrez ha indicado que los responsables de estos robos han desatornillado las tapas de las farolas para cortar el cable y volver a colocar y atornillarlas después sin dejar marca ni daño alguno.

Al ser toma de tierra, la sustracción del cable no ha afectado al alumbrado de las farolas, lo que ha hecho «aún más complicado» detectar los hechos, aunque se está comprobando el conjunto de la instalación por si pudiera faltar cable en otros lugares.

El edil ha insistido en la importancia de la colaboración de los vecinos para que, ante cualquier circunstancia, la pongan en conocimiento del Consistorio o lo denuncien a la policía, dado que, según ha dicho, «así se puede actuar con mayor rapidez para incrementar la vigilancia y evitar que estos actos sigan produciéndose».

Además, ha recordado que en 2017 los robos y actos vandálicos de distinto tipo que se registraron en Camargo provocaron que el ayuntamiento tuviera que gastar 51.095 euros en material, más mano de obra, para realizar reparaciones en el mobiliario urbano y reponer elementos en edificios y puntos eléctricos.

 

Fotos

Vídeos