Camargo inicia el proceso selectivo para cubrir dos plazas de Policía Local por promoción interna

Camargo inicia el proceso selectivo para cubrir dos plazas de Policía Local por promoción interna

Entre los requisitos figura una antigüedad de dos años en este departamento del Consistorio

DM .
DM .Santander

El Ayuntamiento de Camargo ha iniciado el procedimiento de selección para cubrir en propiedad, mediante el sistema de concurso oposición por promoción interna, dos plazas de oficiales de la Policía Local vacantes en la plantilla de funcionarios Consistorio.

Las bases de la convocatoria aprobadas recientemente por la Junta de Gobierno, que han sido publicadas hoy en el Boletín Oficial de Cantabria, establecen los requisitos para participar en esta convocatoria, entre los que se establece el tener una antigüedad de dos años en plazas con la categoría de Policía en este departamento del Ayuntamiento de Camargo, no encontrarse en situación de segunda actividad y superar las pruebas selectivas y el correspondiente curso de formación teórico-práctica en la Escuela Autonómica de Policía Local de Cantabria.

Los ejercicios de la fase de oposición incluirán la realización de uno o varios test psicotécnicos, pruebas físicas, pruebas de conocimientos mediante un cuestionario tipo test de cien preguntas referidas al temario establecido en las bases, la realización de una o varios ejercicios prácticos, y un examen médico, mientras que la fase de concurso incluirá la valoración de los méritos que se acrediten.

Las instancias solicitando tomar parte en la convocatoria, en las que los aspirantes deberán manifestar que reúnen todas y cada una de las condiciones exigidas, serán presentadas en el Registro General del Ayuntamiento durante el plazo de veinte días naturales, contados a partir del siguiente en que aparezca el anuncio de la convocatoria en el Boletín Oficial del Estado o a través del Registro Telemático municipal con DNI Electrónico o Certificado Digital Avanzado y Reconocido, con la documentación en formato digital en la dirección electrónica https://sede.aytocamargo.es.

Este proceso se suma a los procedimientos selectivos que ya están en marcha dentro de este departamento, como el destinado a cubrir cinco plazas de policía local vacantes en la plantilla municipal mediante sistema de oposición libre, que cuenta con 102 aspirantes y cuyas pruebas comenzarán el 23 de septiembre.

Además también se ha iniciado el proceso selectivo para la cobertura de una plaza de oficial de policía mediante movilidad, así como el proceso selectivo para cubrir una vacante de agente mediante el sistema de movilidad.

Falta de efectivos

La convocatoria de plazas servirá para aplacar una de las polémicas sostenida en el tiempo entre los policías locales y la alcadesa de Camargo, Esther Bolado.

En el mes de agosto la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Camargo acusó a la regidora , de «intentar justificar» la situación actual que vive la Policía Local del municipio en base a las bajas por incapacidad temporal, «enmascarando y justificando el problema real de este plantilla, que no es otro que la falta de efectivos que se va incrementando mes a mes por las jubilaciones y movilidad de agentes a otros ayuntamientos con mejores condiciones laborales».

Ante estas declaraciones, Bolado reiteró que la reorganización del calendario laboral de la Policía Local para el mes de agosto es una decisión que se ha adoptado «ante las bajas prolongadas» que se vienen registrando en este departamento, «para así garantizar la seguridad en el municipio y que estén cubiertos los turnos de mañana, tarde y noche». Igualmente, la regidora ha censurado las «críticas interesadas» de CSIF «cuyos argumentos sólo persiguen beneficiar a unos pocos».

El problema de efectivos no es, sin embargo exclusivo de Camargo. Gracias a la entrada en vigor en diciembre del año pasado de un real decreto, hasta 36 agentes de Santander, 4 de Torrelavega, 5 de Camargo, 5 de Laredo, 3 en Castro Urdiales y unos cuantos más en el resto de municipios cántabros dejaron el cuerpo con 59 años y unas condiciones muy ventajosas. Sin embargo, la medida, bien acogida por los trabajadores, ha sido la puntilla a unas plantillas ya mermadas por el goteo continuo de efectivos y la desidia de los ayuntamientos para reponer vacantes en los años de recortes y crisis económica.