Camargo se reencuentra con su héroe

Los distintos ejércitos recorrieron el casco urbano y el entorno de la Plaza de la Constitución. / D. Pedriza

El municipio viaja al siglo XIX para celebrar el fin de semana festivo en homenaje a Pedro Velarde

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

Camargo se puso ayer el traje de gala para celebrar el inicio de la 'Fiesta Homenaje a Pedro Velarde y al Camargo de su época'. No fue un traje cualquiera, sino aquel que se vestía hace más de 200 años. En pleno siglo XIX. El siglo de su héroe, Pedro Velarde, el artillero de Muriedas que perdió su vida en Madrid, en 1808, batallando contra las tropas invasoras procedentes de Francia.

Esta efeméride se ha convertido en una de las fiestas más populares y multitudinarias del municipio que ambienta, principalmente, las calles del casco urbano y del entorno de la Plaza de la Constitución con una decoración y música de época que traslada a los vecinos y visitantes a un viaje en el tiempo hacia los últimos años del siglo XVIII y el inicio del XIX.

Un viaje que se vio deslucido ayer por culpa de las inclemencias del tiempo y por una amenaza de lluvia constante que trasladó todos los actos al Pabellón Pedro Velarde de Muriedas.

No obstante, las concurridas calles Constitución y Eugenio Fernández Barros aglutinaron desde primera hora de la tarde a multitud de curiosos que se acercaron a disfrutar de la apertura de los puestos del Mercado Tradicional Montañés. Un mercadillo acompañado de animación de época en todas sus versiones culturales. Piezas únicas artesanas, música tradicional a cargo de las agrupaciones Mégrada Tradicional y Al Tresboliyu y representaciones teatrales de personajes populares del siglo XIX a cargo de Rebanal Teatro y Tercio Norte.

Lo más llamativo de la tarde fueron las rondas militares de las unidades francesas y españolas -perfectamente recreadas- por todo el casco urbano con paradas para representar escaramuzas.

Entre algún pistoletazo al aire y varias disputas entre los ejércitos, las tropas llegaron al pabellón a tiempo para escuchar el discurso institucional de la fiesta, una ponencia que sirvió para introducir el resto de actividades de la tarde, basadas en el teatro, la poesía y la música.

Los actos finales fueron encarnados por la emotiva actuación de la Escuela Municipal de Música de Camargo, a la que siguió la pieza teatral de Fernando Rebanal y Joaquín de Diego titulada 'La rebelión de los patriotas', que narró las historias acaecidas en 1809 cuando los franceses se empiezan a acercar al Valle de Camargo y el pueblo se prepara para el inminente ataque. Los actos concluyeron con el espectáculo 'Heroicas' del grupo de danza Gloria Rueda que representó, en una versión artística contemporánea, la vida de Pedro Velarde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos