Tráfico cortará la S-10 esta noche para retirar el tráiler volcado frente a Valle Real

Antonio 'Sane'

El accidente ocurrido a las 13.30 horas ha provocado atascos durante horas en la principal vía de acceso a la ciudad. Los trabajos para liberar el vial comenzarán a las 23.00 horas

MARIÑA ÁLVAREZ y JOSÉ CARLOS ROJOSantander

Fuentes de la Guardia Civil de Tráfico apuntan a que el accidente se produjo como consecuencia de un exceso de velocidad, o puede que debido a una mala fijación de la carga; aunque aún habrá que esperar al estudio de los peritos para averiguarlo. De un modo u otro, el impacto sobre la normal circulación del tráfico ha traido este lunes de cabeza a muchos conductores que han tardado mucho más de lo habitual en atravesar esa zona de la S-10, en dirección a Bilbao y a la altura de Valle Real, que es principal vía de salida de la ciudad. «El trastorno real es menor de lo que se está reflejando en el tráfico», ha esgrimido José Miguel Tolosa, jefe de la Dirección General de Tráfico en Cantabria. «Lo que ocurre es que la gente es curiosa y siempre se para a mirar».

Lo cierto es que solo el carril derecho de la S-10 ha permanecido cortado por el camión. Justo en la zona donde se produjo el siniestro, en la incorporación donde desemboca la A-67 proveniente de Torrelavega. Una curva pronunciada donde al camión le venció la inercia. «Hemos decidido esperar a que lleguen las 23.00 horas para cerrar el tráfico por completo en esa zona y comenzar con los trabajos para liberar de obstáculos el vial. Así el trastorno para el tráfico es menor», ha asegurado a última hora de esta tarde Tolosa. «El tráfico es lento pero circula. No podíamos cortar por completo ahora la carretera porque el caos hubiera sido mucho mayor», ha zanjado el responsable de la DGT.

El plan está claro. Una gran grúa procederá de madrugada a levantar el vehículo. «Y otra especial, con unos imanes, se ocupará de recoger las 22 toneladas de placas que llevaba de carga el camión». «Si todo transcurre según lo previsto, lo lógico es que la operación no se prolongue mucho más de las tres horas». «Pero también queríamos hacerlo de madrugada por si acaso», ha agregado Tolosa.

Por suerte, el conductor resultó ileso tras un accidente que se produjo pasadas las 13.30 horas de este lunes. Las colas llegaron a esas horas del día hasta La Albericia. Más tarde, los conductores, prevenidos por la información sobre el atasco, comenzaron a tomar vías alternativas, pero las retenciones continuaron en la salida de la ciudad.

El camión, procedente de Asturias, se dirigía hacia Bilbao y transportaba chapas de metalurgia. Toda esa carga cayó hacia el quitamiedos de la parte izquierda de la calzada, el que separa el carril de incorporación de la propia autovía. En el vuelco derribó dos señales verticales que indican la dirección del aeropuerto. La cabina del camión también presentó serios destrozos. También quedó dañado el depósito de gasóil del tráiler, que vertió parte de su combustible hacia las marismas de Alday. La zona desprendía un fuerte olor a gasoil y los bomberos –tanto los de Camargo como los del 112– cubrieron el derrame con espuma, hasta que los operarios de mantenimiento de carreteras pudieron extender arena para formar una barrera de contención y evitar que el combustible fluyera hacia este espacio natural.

Un punto estratégico

El suceso ocurrió en un punto estratégico de la autovía, puesto que en esa zona está también el enlace de la A-67 –donde también se sintió el atasco– y ahí coincide todo el tráfico de salida de Santander y parte del que viene de Torrelavega. Además, la hora fue la peor, según los agentes, puesto que en el atasco en dirección a Santander se sumó la densidad del tráfico al contraproducente efecto de aminorar la marcha para mirar un accidente ocurrido en sentido contrario. No obstante, el lugar en el que quedó volcado el tráiler redujo el impacto que este accidente podía haber provocado sobre la circulación, ya que está justo en una intersección, dejando espacio a derecha e izquierda para que el tránsito pudiera continuar; aunque lento.

 

Fotos

Vídeos