El cubrimiento de vías en Camargo no incluye el aparcamiento en altura

En tren que atraviesa la ciudad en Maliaño. /Daniel Pedriza
En tren que atraviesa la ciudad en Maliaño. / Daniel Pedriza

El concejal de Economía y Hacienda, Héctor Lavín, asegura, no obstante, que el proyecto «no está descartado, sino en un 'standby'»

María Causo
MARÍA CAUSOCamargo

Una de las máximas del equipo de gobierno de Camargo durante la actual legislatura ha sido la falta de plazas de estacionamiento en el casco urbano para atender al elevado volumen de tráfico que atrae cada día el centro del municipio. Por ello, a comienzos del año pasado, el Consistorio anunció que estaban trabajando en un proyecto para crear un aparcamiento en altura justo detrás de la iglesia del Santo Cristo, en Muriedas, lo que aumentaría significativamente el número de plazas disponibles en el centro neurálgico del Valle.

Esa construcción se ubicaría en dos parcelas próximas al edificio, una aledaña al mismo, propiedad del Obispado, y otra colindante, de titularidad municipal. A pesar de que con la Diócesis ya se habían mantenido varias conversaciones iniciales para poder redactar un convenio que regule esta colaboración, ambos solares ya se emplean en la actualidad como espacio para el estacionamiento de vehículos.

No obstante, el acuerdo firmado entre el Consistorio, el Ministerio de Fomento y Adif para la cobertura con losa de un tramo de 400 metros de vía hasta el apeadero de Muriedas, no ha contemplado el aparcamiento de altura y, por tanto, lo ha dejado fuera del proyecto. El concejal de Economía y Hacienda y primer teniente de alcalde, Héctor Lavín, ha asegurado a este periódico que «el parking en altura no está descartado, sino en un 'standby'».

«Lo prioritario siempre fue el cubrimiento pero intentaremos recuperar esta idea pronto»

En ese sentido, el edil ha querido destacar que, «para el equipo de Gobierno, esta es una actuación necesaria para tratar de atajar uno de los principales problemas del casco urbano». Aun así, es consciente de que, durante las negociaciones con Fomento y Adif, «lo prioritario siempre ha sido el cubrimiento». «La propuesta del aparcamiento en altura la hemos dejado un poco apartada en este momento pero intentaremos recuperarla lo antes posible», explica.

Si bien, el equipo de Gobierno ya había comenzado a trabajar con los responsables jurídicos del Ayuntamiento para dirimir en qué forma podría llevarse a la práctica esta colaboración, aunque la primera intención siempre había pasado por articular esta alianza vía convenio. «En su día, el ministro De la Serna accedió a esta idea del aparcamiento y teníamos un compromiso con él, pero realmente firmado y oficial no había nada. El cambio en el Gobierno de España ha complicado todo el proceso».

«Teníamos un compromiso con De la Serna, aunque no había nada oficial ni firmado»

Por ello, el primer teniente de alcalde -que incluyó este proyecto en el programa electoral del PRC antes de la cita con las urnas de 2015- ha añadido que, actualmente, están «a expensas» de lo que digan los nuevos responsables en Madrid. «Cuando hablemos con el nuevo ministro de Fomento, veremos si podemos reactivarlo y tirarlo para adelante o tenemos que pensar en un nuevo proyecto».

La principal negativa a este parking vino de Adif que, según Lavín, «no incluyó el proyecto en el cubrimiento porque igual salían plazas subterráneas y no iban a hacer los dos proyectos». Precisamente, la complejidad del parking en altura radica en que las dos fincas en las que se quiere ubicar el edificio están pegadas a las vías del tren, lo que supone un mayor uso de recursos a la hora de analizar al detalle las limitaciones técnicas que supondría el citado cubrimiento para el aparcamiento.

Habrá que esperar para conocer el desenlace final de esta iniciativa pero, en cualquier caso, la idea vendría a aliviar sobremanera el cada vez más agravado problema de aparcamiento que afecta al centro neurálgico del municipio, situado entre Maliaño y Muriedas. Y es que ésta supone una de las principales reivindicaciones ciudadanas desde hace años, pues los vecinos, en ciertos momentos del día, tienen enormes dificultades para encontrar una plaza libre.

Subterráneo

Por su parte, la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, siempre se ha decantado más por la opción de un aparcamiento subterráneo. De hecho, hace un año -y en plenas negociaciones sobre el cubrimiento con Adif-, la regidora aseguraba que esta propuesta no solo coadyuvaría a alcanzar la ansiada cohesión en el centro urbano, sino que esta integración abriría la puerta a dotar de más equipamientos al corazón del municipio, precisamente, con un aparcamiento subterráneo que ayude a mitigar la ausencia de plazas de estacionamiento en las calles con mayor densidad de población en ambas localidades.

Esta idea, por tanto, difícilmente encaja con la propuesta de Lavín. Ante esta cuestión, Bolado informó que el aparcamiento en altura sería una «solución provisional» hasta que la actuación para tapar un tramo de las vías pusiese en bandeja una medida definitiva y de mayor calado. «El parking en alto es como un mecano, montable y desmontable. En el cubrimiento ya habría un parking en la zona de abajo. En superficie contemplamos una zona verde, pero abajo sí que tendríamos múltiples opciones», incidió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos