Una redada policial en el centro de Muriedas acaba con tres detenidos por tráfico de drogas

Imagen de la salida del domicilio de uno de los detenidos. / Pablo Bermúdez

La operación ha causado gran expectación en la localidad donde está ubicado el piso | Se produce un día después del despliegue en Torrelavega que se saldó con dos detenidos y 26 identificados, aunque la Guardia Civil informa de que son casos «independientes»

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZMuriedas

Segunda gran redada contra el tráfico de drogas en menos de veinticuatro horas en Cantabria. Tras el fuerte despliegue de la Policía Nacional ayer en Torrelavega, hoy la Guardia Civil ha golpeado en Camargo, donde ha detenido a tres personas. Alrededor de veinte agentes uniformados y de paisano han formado parte de un gran despliegue que ha permitido localizar a los presuntos delincuentes en la vivienda en la que residían de la Plaza de la Constitución, en el centro urbano de Muriedas. Una operación que esta mañana ha causado un fuerte revuelo en la localidad, como también sucedió ayer en el barrio de La Inmobiliaria de la capital del Besaya, donde muchos vecinos se agolparon en las inmediaciones para ser testigos de lo que ocurría.

Durante más de dos horas y media, el grupo de Unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic), acompañados por una unidad canina y guardias del cuartel de la localidad, han inspeccionado un inmueble del portal número dos de esa calle. Allí se han incautado de diverso material de relevancia para la investigación.

Ayer jueves

Los detenidos son dos varones de mediana edad -al menos uno es de nacionalidad colombiana- y la madre de uno de ellos, también del mismo país. Según los vecinos, los tres residían de alquiler en el 2ºB de esta comunidad desde hace al menos seis meses. Además, apuntan que era frecuente el trasiego de personas por el piso, tanto por el día como por la noche.

Los agentes llegaron al lugar alrededor de las 9.15 horas fuertemente armados y con material para tirar abajo la puerta. Unos diez minutos después, la Guardia Civil entró en la vivienda y comenzó el registro, que concluyó con la incautación de diverso material. Posteriormente, la unidad canina inspeccionó también un garaje durante un cuarto de hora. A las 12.05 horas salió por la puerta del portal el primer detenido y, a continuación, las otras dos personas que estaban en piso.

Fuentes policiales confirman que esta operación, a pesar de que también se debe a un asunto de drogas, no tiene nada que ver con la que se desarrolló ayer en Torrelavega. «Son temas independientes», destacan. La Guardia Civil informa de que la operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

 

Fotos

Vídeos